El plan para reemplazar la leña en las comunas más contaminadas del país

Coyhaique, Temuco y Osorno presentan los mayores niveles de contaminación ambiental en Chile. FOTO:DAVID CORTES SEREY/AGENCIAUNO.

La contaminación no solo ensucia el paisaje de las ciudades del sur chileno, sino que se ha convertido en la causa de muerte prematura de miles de personas. El gobierno lanzó un proceso de licitación para que diez comunas con un alto nivel de polución puedan cambiar la leña y el humo que esta produce por energía limpia y a un bajo costo.




El comienzo de la lluvia es la señal para entrar leña a la casa. Se arma un cerro de ella, junto a la estufa. Esta, en su interior, dora un pan amasado que a la hora del té será untado con mantequilla. Sobre el aparato hay una tetera un poco oxidada, que suena para anunciar que todos deben sentarse en la mesa. Desde sus mangos cuelgan paños de cocina, que emiten vapor mientras se secan. En algunas casas del país, incluso se pone el tendedero de ropa al lado de la cocina a leña.

Lo que puede parecer una escena tradicional del sur de Chile, ha conseguido que algunas de sus ciudades tengan los índices de contaminación atmosférica más altos del país. De acuerdo a cifras del Ministerio del Medio Ambiente, la contaminación de material particulado es responsable de aproximadamente 3.600 muertes prematuras a nivel nacional.

La ventaja de la leña es que está al alcance de cualquier bolsillo. El alcalde de Osorno, Jaime Bertin, estima que el 98 por ciento de las casas de la comuna se calefacciona con ella. “La leña la tenemos a la vuelta de la esquina. Sales y encuentras. Hemos calefaccionado y cocinado con ella toda la vida”, afirma el edil de Osorno, una de las comunas con más altos niveles de contaminación.

Se estima que un tercio de los hogares a nivel nacional utiliza leña, principalmente en las ciudades del centro y sur del país. En estas ciudades, el 85 por ciento de las emisiones de material particulado proviene de su combustión.

Dar un respiro a las comunas contaminadas

En el marco del Plan de Transición Energética del gobierno, la Comisión Nacional de Energía impulsó en agosto de este año un descuento en la calefacción eléctrica en diez comunas con altos niveles de contaminación: Coyhaique, Puerto Aysén, Osorno, Temuco, Padre Las Casas, Los Ángeles, Chillán, Chillán Viejo, Rancagua y Machalí.

La licitación que consideró un total de energía de 122 GWh/año permite que más de 87 mil hogares puedan acceder a una tarifa rebajada de calefacción eléctrica, desde agosto de 2020 hasta diciembre de 2024.

Esta iniciativa consolida rebajas en el suministro a distintas distribuidoras eléctricas, para que ellas traspasen los descuentos a sus clientes. La rebaja promedio equivale a 29 pesos por kilowatt-hora de consumo, lo que se traduce en una reducción aproximada de un 20% en la tarifa eléctrica residencial final.

El potencial ambiental de la iniciativa

Acciona, la única de las compañías ganadoras de la licitación con energía 100 por ciento renovable, destaca que la energía proporcionada por ellos permitirá desplazar la emisión de hasta 38.514 toneladas de CO2 entre agosto de este año y diciembre de 2023, equivalentes a sacar de circulación a 20.977 autos durante un año.

El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, considera que la solución permite mantener el estándar de calefacción, sin perjudicar el presupuesto o la salud. “Con esta solución estamos empezando a resolver de manera integral un problema que genera mucho daño y que se arrastra hace ya demasiado tiempo”, sostiene.

Juan Carlos Jobet
Juan Carlos Jobet, ministro de Energía

Cómo postular al beneficio

Para recibir el descuento, se debe tener una tarifa residencial, no poseer facturas impagas, contar con un equipo de calefacción eléctrica y completar el formulario de las empresas distribuidoras. Lionel Roa, gerente de gestión de energía de Acciona, asegura que el beneficio, iniciado en agosto, ya ha permitido que decenas de familias se calefaccionen con energía renovable.

Lionel Roa, Gerente de Gestión de Energía de Acciona

Salvo los valores de la compra e instalación del equipo, los clientes no deberán pagar otro costo. Además, el usuario final tendrá la libertad de instalar el equipo que determine más conveniente y sea permitido por su empresa distribuidora.

Los desafíos pendientes de la reconversión energética

Si bien el ministro Jobet ve con buenos ojos el proyecto, advierte que, para obtener el máximo beneficio del descuento, la iniciativa debería combinarse con recambio de equipos y una buena aislación térmica. El descuento potencia otros programas gubernamentales que ya están en marcha, como el recambio de calefactores del Ministerio de Medioambiente o la asistencia de aislación térmica domiciliaria del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

En este sentido, el académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica y especialista en calidad del aire, Héctor Jorquera, explica que en Chile hay un alto porcentaje de viviendas que fueron construidas antes de 2007, cuando no se exigía un estándar térmico de aislación. “Las viviendas de menos ingresos tienden a tener una mala aislación térmica, lo que te exige tener que gastar más combustible de lo que normalmente requeriría si la vivienda fuera de buena calidad”, sostiene.

Jorquera explica que particularmente hacia el sur de la Región Metropolitana es clave reforzar la aislación, debido a que las condiciones climáticas incrementan la necesidad de calefacción. “Durante todo el invierno, en ciudades como Temuco, la temperatura no sube de los 14 o 15 °C, que es la temperatura mínima de confort. Esa gente va a tener que estar calefaccionando todo el tiempo, porque en la vivienda se va a sentir mucho frío”, dice.

En cuando a las limitaciones del proyecto para reducir la leña, Lionel Roa explica que, si se considera un consumo referencial anual de 2 MWh/año por calefacción eléctrica, al beneficio podrían acceder alrededor de 60.000 familias por año como máximo. Sin embargo, señala que, en caso de sobrepasar dicho monto de energía anual, se podría llamar a una nueva licitación o conversar con las empresas adjudicadas, para lograr fomentar masivamente el proceso de reconversión.

Parque eólico Tolpan, de Acciona, que comenzó a operar durante 2020. Está ubicado en Renaico, en la región de la Araucanía. Es una de las fuentes de generación de energía para reemplazar la leña por electricidad en las comunidades.

El alcalde Bertin propone que, para lograr erradicar la leña se necesitaría contar con una fuente de energía que sea asequible para las personas de menores ingresos. El edil señala que el hecho de que los vecinos de la comuna no hayan optado a otras fuentes de energía no es por falta de consciencia por el medio ambiente, sino que es un tema económico.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.