La importancia del piso pélvico

Carolina Silva, Kinesióloga Pélvica, nos explica sobre este tema, en que la presencia e importancia de los músculos del piso pélvico en el cuerpo son aún desconocidas por la mayoría de las mujeres, lo que trae como consecuencia que no se ejercite esta región muscular.




La presencia e importancia de los músculos del piso pélvico en el cuerpo son aún desconocidas por la mayoría de las mujeres, lo que trae como consecuencia que no se ejercite esta región muscular, la cual ayuda a sostener el útero, intestino, vejiga y vagina. Esta falta de entrenamiento, causa un des-acondicionamiento físico y la alteración de su estructura muscular.

La pérdida de cualidades físicas y estructurales en los músculos pélvicos, suelen presentar algunos síntomas como la pérdida o retención de orina, gases o heces, el descenso de los órganos pélvicos, disfunciones sexuales y dolor pélvico o genital. Aún más desconocido, es el hecho de que el entrenamiento de estos músculos puede realizarse junto a profesionales de la kinesiología pélvica, utilizando bolitas pélvicas para realizar de manera eficiente este entrenamiento.

De acuerdo con la evidencia científica actual, entre el 30% al 50% de las mujeres no sabe cómo realizar una contracción de su musculatura del piso pélvico (Kari Bø, 2015). Esta musculatura, se ubica alrededor de los genitales como el clítoris, la vagina y el ano, y al estar en la base de la pelvis, son fundamentales para realizar el sostén de los órganos que se encuentran dentro de ésta como lo son la vejiga urinaria, la vagina, el útero y el recto. El piso pélvico, al estar relacionado directamente con estos órganos, cumple también la misión de mantener la continencia, evitando escapes involuntarios y permitiendo que en el momento apropiado, se produzca el vaciamiento.

Carolina Silva, Kinesióloga Pélvica.

Para tratar aquellas disfunciones, se requiere la intervención de la kinesiología pélvica para recuperar la función normal. Durante las sesiones de tratamiento, se realiza un variado plan de ejercicios personalizados; en la fase inicial se entrena a la paciente para que identifique el movimiento del piso pélvico y logre aislarlo de la contracción de otros músculos como los glúteos, piernas o abdomen, siendo muy útil y necesario el uso de herramientas como las nuevas bolitas pélvicas Bentley para dar un estímulo específico a la musculatura del piso pélvico de manera que se active correctamente.

Las bolitas pélvicas Bentley se ubican al interior del canal vaginal, sobre la musculatura del piso pélvico, las cuales al tener una esfera interna que se desliza con el movimiento muscular, hacen que al entrar en contacto con las paredes vaginales se genere un estímulo de propiocepción (saber en qué posición exacta se encuentra nuestro cuerpo en cada momento) que llama la atención consciente a la zona pélvica para potenciar de manera eficiente la contracción específica de este lugar.

Es importante mencionar, que durante la fase inicial del entrenamiento muscular del piso pélvico en personas que tienen dificultad para lograr la contracción y relajación pura de estos músculos o bien para realizarlas con coordinación, las bolitas pélvicas no deben superar un peso de 50g., ya que el objetivo es dar estímulos que ayuden a la persona a entender el movimiento correcto de esta zona muscular.

Las bolitas pélvicas Bentley, tienen una forma ovalada para adaptarse a diferentes anatomías del hiato de los músculos elevadores del ano. La separación entre ambas bolitas, está diseñada para ocupar todo el canal vaginal o también para poder ubicar una bolita cómodamente adentro del canal y la otra afuera, en caso que exista el descenso de algún órgano pélvico.

Su material es 100% silicona médica e hipoalergénica, siendo totalmente compatibles con la mucosa vaginal. La longitud de su cuerda, permite que al estar ejercitando, se visualice el movimiento de elevación y descenso de ésta en las fases de contracción y relajación muscular.

El uso de las bolitas pélvicas Bentley para el entrenamiento de la musculatura del piso pélvico, debe ser prescrito y supervisado por profesionales de la kinesiología pélvica.

Para más información ingresa al siguiente enlace


Bibliografía

Kari Bø, P. M. (2015). Evidence-based Physical Therapy for the Pelvic Floor Bridging science and clinical practice. En P. M. Kari Bø, Evidence-based Physical Therapy for the Pelvic Floor Bridging science and clinical practice.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.