Reencuentros y primeros “cara a cara”: así se vive el retorno universitario a clases presenciales

Debido a la mejora en la situación sanitaria, las instituciones de Educación Superior dejan atrás meses de virtualidad. En la Universidad Mayor, por ejemplo, comenzaron el segundo semestre con un retorno gradual en todas sus carreras, lo que generó momentos emotivos, sobre todo para los estudiantes de primer año.




“Es la primera clase presencial que tengo, así que estoy súper emocionada de conocer el campus, las salas y los laboratorios; además de tener más interacción con el profesor y mis compañeras”.

Quien relata esta experiencia es Millaray Lagos, estudiante de primer año de Obstetricia y Puericultura de la Universidad Mayor sede Santiago, quien debido a la pandemia comenzó su vida universitaria este 2021 de modo online, pero tras la disminución de las cifras de contagio y el alza en el número de jóvenes vacunados, ya comenzó a asistir a clases presenciales.

Como ella, son miles los jóvenes universitarios del país que solo habían interactuado a través de plataformas online y que en las últimas semanas ya comenzaron su retorno. Un ejemplo de esto es la Universidad Mayor, que el pasado 16 de agosto comenzó su segundo semestre bajo un plan que contempla el retorno gradual de todas sus carreras de Santiago y Temuco.

Si bien desde octubre de 2020 esta Universidad ha ido paulatinamente avanzando en el porcentaje de actividades presenciales, comenzando con sus Centros de Investigación; clínicas Odontológicas, Fonoaudiológicas y Kinesiológicas; y sus Centros de Simulación Clínica, este segundo semestre comenzó con este regreso que abarca, sobre todo, a los estudiantes de primer año.

“Tengo un sentimiento de emoción tras estos meses de clases online”, reconoce Tomás Álvarez, de primer año de Kinesiología, quien agradece la presencialidad por la posibilidad de encontrarse con sus compañeros y tener clases más dinámicas. “Lo más difícil de los primeros meses de Universidad fue poder adaptarme a estar en un mismo lugar, sin socialización”, cuenta.

Mientras, su compañero Diego Aburto agrega: “Es raro, porque salí de cuarto medio y todo el año fue online, junto a este primer semestre. Hoy es primera vez que veo la Universidad y siento que aprendo más y me da esperanzas para seguir en el futuro. Ya nos conocemos en persona con algunos compañeros, pero pude conocer a otros que no ubicaba”.

En tanto, en la sede Temuco, la estudiante de segundo año, Dayanne Larenas considera que “si bien la Universidad abordó muy bien el tema de las clases online con su Campus Virtual, nuestra carrera de Arquitectura es bastante práctica. Por eso, creo que tener el contacto directo con profesores y compañeros nos aportará mucho en temas académicos”.

En cuanto a los académicos, el profesor Ulises Ahumada -a cargo de la asignatura de Histoembriología para estudiantes de Obstetricia y Puericultura de la sede Santiago-, valora este retorno, pues a su juicio “estas actividades prácticas nos permiten brindar las herramientas necesarias para que los alumnos luego se desarrollen profesionalmente. Si bien tenemos la plataforma Campus Virtual para poder hacer clases online, estas instancias permiten una mejor transmisión del conocimiento, porque podemos enseñar ciertas técnicas y utilizar la implementación que nos brinda la Universidad”.

Pase de Movilidad: próxima obligación

Si bien este retorno gradual que se ha desarrollado en la Universidad Mayor ha logrado una positiva evaluación, estará siempre sometido a la situación sanitaria del país. “Todo dependerá de que las condiciones sanitarias sigan evolucionando de buena forma”, dice el Vicerrector Académico, Dr. Víctor Polanco, quien añade que “durante estas primeras semanas se ha priorizado a los estudiantes de primer y segundo año, junto a aquellos de cursos superiores que estén por finalizar sus carreras”.

Sin embargo, este retorno paulatino de las clases presenciales vivió un nuevo hito el pasado lunes 20 de septiembre, cuando comenzó a regir la medida que obliga a la presentación del Pase de Movilidad para el ingreso a los campus. Así, para aquellos que no posean este documento y quieran asistir a clases presenciales, la alternativa es la presentación de un test PCR negativo realizado con 48 horas de anticipación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.