¡Abracadabra! Flexibilidad al instante

Fotos: Federico Villa Studio.

Este departamento es como una cenicienta, se transforma por la noche…¡y también de día! Studio Wok, con este proyecto de reestructuración en Milán, nos muestra que vivir y hacer todo en 28 m² puede ser no solo vivible, sino hasta entretenido. ¡Vamos a verlo!




Si alguien me dijese que tengo que vivir en 28 m² a priori me daría un infarto. Mis muebles, muchos de herencia, aparatosos y pesados, no cabrían, ni tampoco yo y todas mis aficiones (decenas de cajas de manualidades). Pero si en cambio cada centímetro se dispone en su mejor versión. Si cada mínimo elemento que lo habitará se piensa 2 veces. Si dejas solo lo esencial y lo adaptas al todo con la precisión de un mecanismo de relojería, la pequeña casa se vuelve un organismo vivaz, funcional y confortable.

Operación Cenicienta

Cerca de Piazza Carbonara, en Milán, en un sector principalmente residencial se encuentra este pequeño hogar, en el último piso de un típico edificio milanés de los 50. “El barrio es hijo de la expansión posbélica, no es particularmente animado, pero está muy cerca del nuevo centro de negocios de la región de Lombardía y del distrito de Isola, una zona llena de bares y restaurantes”, nos cuenta Nicola Brenna, de Studio Wok.

Restaurado en el 2015, lo que hicieron estos arquitectos fue transformarlo de un departamento de 1 ambiente, oscuro, con ventanas pequeñas y con una distribución poco eficiente, en su completo opuesto.

Pensado para arriendo, “el propietario quería que todos los ambientes estuvieran optimizados y que el aspecto general fuera más brillante y contemporáneo. El desafío proyectual fue darle el confort habitativo de un departamento más grande. Se diseñaron ambientes de servicio mínimos, pero vivibles, de modo de dejar el mayor metraje posible al espacio principal”.

¿Cómo se hace eso, darle el confort de un gran departamento a una caja de 28 m²? Primero, limpieza y simpleza como concepto. Segundo, un gran ventanal que amplíe el espacio hacia el exterior. Tercero, mobiliario y accesorios ligeros, luminosos y, por último, algo así como el sistema muscular del monoambiente, su fuerza: 2 paredes activas en madera que esconden/guardan los muebles fijos, la cama alzable, las puertas correderas para baño y cocina, e incluso un armario y compartimento para el aire acondicionado –sí, es pequeño, pero se da ese lujo.

Su encanto es ser superflexible. Con un par de movimientos se puede crear en un mismo espacio todos los ambientes que necesitas durante el transcurso del día.

Te levantas por la mañana, tomas desayuno y guardas la cama para transformar tu ‘pieza’ en una cómoda y amplia salita/oficina para trabajar, con tu sofá y mesa/escritorio donde horas antes estuvo la cama.

A la hora de almuerzo el escritorio puede ser comedor y por la tarde noche puedes invitar amigos, hacer una pequeña fiesta, porque caben perfectamente. Si alguien quiere quedarse a dormir, también alcanza el espacio gracias este sistema de diván mitad empotrado en la pared, que puede sacarse –sin atestar la casa– para volverse cama.

Lo bonito de todo esto son los conceptos que se desprenden de este tipo de diseño de interiores. Nada tiene por qué estar ni verse apretado, obligado a estar ahí. Hay pocos elementos, lógico, pero está todo lo necesario y a la mano, confortablemente. Tiene lo esencial. Es un departamento muy líquido, a la Bauman, flexible, y que nos recuerda que, en verdad, no necesitamos tantas cosas ni metros para vivir alegremente. www.studiowok.com

Ideas que inspiran. Máxima optimización de un espacio que se adapta como un organismo viviente.

1. Tabla Eda azul, $39.990 (@caballodebatalla) 2. Ficus Moclame Ma 7, $45.000 (@decoplantas) 3. Lámpara de mesa Jieldé, consultar precio (@metrocuadrado_m2) 4. Cafetera La Cupola 9095, diseño de Aldo Rossi para Alessi, $74.000 (@dissimilar.cl) 5. PERCHERO PINO L GRIS: Mantener ordenado lo que necesitamos a mano es el fin de esta pieza. Su impronta es la simpleza y cómo cada uno puede personalizar la distribución de las perchas. Fabricado en madera de pino, tarugada para no ver ningún tornillo, y con perchas metálicas en pintura electroestática blanco mate, muy firmes a la hora de colgar algo en ellas, $175.000 (@takdiseno) 6. Banca Prima, medidas desde 90 x 37 x 45 cm, $250.000 (@primamuebles) 7. Cojín Siena, diseño de Alvar Aalto para Artek, $25.600 (@dissimilar.cl) 8. Lámpara Eclisse, diseño de Vico Magistretti para Artemide, consultar precio (@dissimilar.cl).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.