Construyendo calidad de vida

Los espacios públicos y comunitarios y la integración social de nuestros barrios y condominios son factores preponderantes hoy en ciudades que aspiran a ser más ecuánimes. En ese sentido, instancias como el Premio al Aporte Urbano, PAU, impulsado y promovido por la CChC junto al Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, el Colegio de Arquitectos, la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) y la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) dan cuenta en la práctica de hacia dónde se están enfocando los mejores esfuerzos por generar calidad de vida para los ciudadanos, en el ámbito de la arquitectura y la construcción.




Integrar y concentrar cualitativamente

Como señala el ministro de Vivienda y Urbanisno, Felipe Ward, “creemos que la integración social es el camino que nos llevará a construir mejores barrios y ciudades. Está en el corazón del Minvu y es transversal a todos sus programas. La segregación social y territorial es una barrera que impide el acceso a buenos espacios públicos para todos los ciudadanos; por ello estamos empeñados en que estos sean de calidad y que las viviendas que hoy estamos construyendo tengan un alto estándar, con buena localización, con mejor equipamiento y cercanas a los servicios que requieren las familias a diario”.

A la vez, en ciudades cada vez más densamente pobladas, con menos m² de terreno disponible, los espacios públicos y comunitarios resultan gravitantes si hablamos de calidad de vida. Mónica Álvarez de Oro, presidenta de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), opina que son elementos fundamentales para lograr ciudades más equitativas. “La calidad y cantidad adecuada de espacio público es central a la hora de acortar brechas de desigualdades sociales. Lo hemos visto con esta pandemia, donde se hacen aún más evidentes estas desigualdades por la falta de áreas verdes y equipamientos públicos en sectores de menos recursos. Esto va de la mano con la densificación equilibrada de nuestras ciudades, donde debemos sacar mejor partido a zonas con buena infraestructura y equipamiento de servicios establecidos, generando en ellas mayor densidad e incorporando el uso mixto y la integración social como conceptos básicos a la hora de diseñar nuestras ciudades”. De ahí la importancia de incluir categorías como Densificación Equilibrada e Integración Social en PAU.

¿Qué proyectos serán los que marcarán este año la ruta en nuestras ciudades en estos temas? Está por verse. Las postulaciones para la versión 2020 de PAU ya están abiertas y se reciben hasta el 20 de octubre. Los nominados los conoceremos en noviembre.

“Para aquellos barrios periféricos ya consolidados la política debe ser dotar de buenos y buena cantidad de espacios públicos, que pasan a ser vitales en contextos de mayor vulnerabilidad social, donde deben suplir la falta de superficie en la vivienda”,

Mónica Álvarez de Oro, presidenta AOA.
El proyecto inmobiliario Edificio Mirador Barón de los arquitectos Mathias Klotz + Pablo Gimeno, Nicolás Reitze, Eduardo Ruiz, Inmobiliaria Mirador Barón S.A. y Constructora SIGRO ganó la categoría Densificación Equilibrada del Premio PAU 2019.

Agéndalo:

  • Postulaciones: 14 de septiembre al 20 de octubre, hasta las 23:30 hrs.
  • Preselección: 21 de octubre al 23 de octubre
  • Evaluación del jurado: 26 de octubre al 9 de noviembre
  • Deliberación del jurado: 10 de noviembre
  • Anuncio de nominados: 12 de noviembre
  • Premiación: 19 de noviembre

Bases y postulaciones en: www.premioaporteurbano.cl

Comenta