El baño en su era dorada (o negra, o cobre, o...)

tendencia-fnt

Nuestro baño puede ser lo que soñamos. Hoy basta con navegar un tiempo para darse cuenta de las muchas opciones que ya existen. Para definir cuáles son las relevantes hablamos con los expertos en el rubro, así como un usuario común, que un buen día decidió que quería bañarse en una selva.




COLORIDO INUSUAL  

En teoría, la prosperidad económica alienta a preferir colores audaces en autos e interiores de las casas; las incertidumbres nos ponen más conservadores. Sin embargo, el color parece venir en aumento sostenido, y los baños no son la excepción. "En revestimientos cabe destacar la incorporación del color a los diferentes espacios de un hogar, así como diseños contrastantes y originales, como detalle o como protagonistas. Un ejemplo de esto son las cerámicas Ombré de la marca Roca, con colores que encuentran referencia en los candy colors, clásicas tonalidades en la decoración de los años 60 y 70, explica Paula Zagal, de CHC. Otras adiciones de color en su catálogo son los lavamanos Ruy Othake y Óptica de Roca.  Aunque suene a cliché, Javier Khamis, de MK, asegura que ve cada vez hay

más atrevimiento y libertad al momento de elegir colores para un proyecto. "Antes éramos muy beige, en todo sentido. Ahora irrumpen los relieves, los diseños 3D o con algún grado de sincronización. Tanto en muros como en pisos el diseño relacionado a la geometría y lo hidráulico han aportado un espectro muy amplio de opciones". Desde el conceptualismo de los italianos, pasando por líneas inspiradas en los grandes de la arquitectura, hasta una colección de Agatha Ruz de la Prada, en MK tienen todo el color.

"Antes éramos muy beige, en todo sentido. Ahora irrumpen los relieves, los diseños 3D o con algún grado de sincronización. Tanto en muros como en pisos  el diseño relacionado a la  geometría y lo hidráulico han aportado un espectro muy amplio de opciones", dice Javier Khamis, de MK.

ME BAÑO EN LA SELVA

Andrés Sánchez es actor y lleva varios años con su proyecto paralelo, Carrito de Flores, que es a la vez florería online y decoración vegetal para casas, oficinas y eventos. A través de esa experiencia entendió que solo necesita plantas y flores para crear ambientes; quizás, una buena luz.

"En medio de la cuarenta quise invitar a la gente a redescubrir sus espacios, especialmente a los que no prestamos tanta atención. Me di cuenta de que mi baño tenía una bonita ventana, buena luz. Pensé 'me encantaría bañarme en una selva' y empecé a trabajar", dice Andrés. Si logró un buen resultado fue gracias a que generó niveles y texturas, poniendo en lo alto plantas colgantes y mezclando las hojas de especies como filodendros (amantes de la humedad), manto de Eva (una de las especies más 'agradecidas' en su opinión), lenguas de suegra y malas madres.

[gallery ids="53005,53009,53008,53006" link="file"]

NEGRO

"El negro ha logrado instalarse con la fuerza de un clásico, tan versátil que es capaz de interpretar las necesidades de distintas y muy diversas corrientes de diseño como el minimalismo, lo vintage y lo tradicional, entre otras", opina Paula Zagal, gerenta comercial, habitacional y hotelera de CHC. Su trabajo la lleva a las grandes ferias dedicadas al universo del baño alrededor del mundo y esos recorridos se traducen en la incorporación de numerosas innovaciones, como mamparas, accesorios e incluso complementos, en las colecciones de Wasser dentro del catálogo de CHC.  Cuando se ha optado por negro en los revestimientos Stretto recomienda opciones como "el negro ónix, un color único y de diseño nacional que promete marcar la diferencia porque nunca pasa desapercibido. En los últimos años Stretto ha diseñado varias líneas de grifería, como Marsella y Arona, con diseños simples pero modernos y versátiles que vienen en terminaciones como el clásico cromo, negro ónix (un tono casi negro, pero con el brillo del cromo), níquel bruñido, cobre Láscar y Oro Atacama. "En el último año lanzamos la línea Arezzo, más pequeña y económica, pero de gran diseño y con buena proyección de agua, que viene para sumarse al mundo del negro mate y cromo", dicen desde Stretto.  Quizás hoy vemos con más frecuencia el negro en espacios, pero ya a mediados de los 80 Andrée Putman llamaba la atención por su uso, por supuesto también en combinación con blanco, por algo fue llamada 'la reina del tablero de ajedrez'.  "En estricto rigor el negro estuvo muy de moda en los 80 y ahora vuelve gracias a las nuevas tecnologías que han democratizado estos productos en términos de costo. Otra diferencia con lo que paso en los 80 es que las líneas son las de artefactos contemporáneos, bastante rectas y limpias, aunque probablemente se pueden encontrar opciones de diseño retro", opina Javier Khamis, hoy gerente de desarrollo de MK y miembro de una familia que lleva 40 años en el rubro.  Su recomendación, si nos vamos a jugar por artefactos negros en el baño, es equilibrar con pavimentos y revestimientos más luminosos. "Es muy atractiva su combinación con tonalidades de madera o mármol".

[gallery columns="2" size="medium" ids="53010,53011" link="file"]

"El negro ha logrado instalarse con la fuerza de un clásico, tan versátil que es capaz de interpretar las necesidades de distintas y muy diversas corrientes de diseño como el minimalismo, lo vintage y lo tradicional, entre otras" opina Paula Zagal, de CHC.

RELAJO NATURAL

Para muchos el baño es un espacio de relajación y calma. Para potenciar esas sensaciones resulta útil alejarnos de lo que nos recuerde la inmediatez y la urgencia; preferir materiales y procesos que (al menos en aspecto) evoquen lo simple y tradicional, incluso artesanal.  En ese sentido, CHC destaca sus líneas de revestimientos tipo hidráulicos, así como los porcelanatos Palladio de Eliane, o con diseño vegetal de la colección Bloom de Wasser. Aunque son producto de avances tecnológicos, los revestimientos en megaformatos y mínimo espesor, con su continuidad y pocas uniones, también transmiten calma visual. Cuando atribuimos cualidades como honestidad a los materiales, el cobre es un buen ejemplo. "El atractivo del tono cobrizo está en su calidez, delicadeza y singularidad, por ello idealmente hay que mezclarlo con materiales nobles como madera y piedra, sus mejores complementos", dicen desde Stretto.

"Hoy todavía existe cierto prejuicio de parte de los arquitectos hacia el porcelanato; muchos lo consideran un material artificial, poco noble. Sin embargo, tiene dos características que para mí lo hacen muy noble: no es más que arcilla, agua y fuego, no contiene plásticos ni insumos fuera de la naturaleza, y, por otra parte, en este momento sobrepasa a la madera y la piedra en sustentabilidad; sus arcillas son relativamente comunes y no requiere talar árboles ni cavar cerros completos", dice Javier Khamis, de MK.  Para él el porcelanato es una opción en la búsqueda de una sensación de naturalidad, especialmente en tonos como el roble, intrínsecamente ligado al Hygge, y en los tonos de mármol clásico, como Carrara, Calacata y estatuario.

[gallery ids="53013,53014,53015,53012" link="file"]

www.mk.cl

Comenta