Por qué amamos a Kelly Wearstler

Fotos: Kelly Wearstler.

Hablamos con la diseñadora e interiorista norteamericana sobre inspiración e influencias, sobre colores y texturas. Nos dejó claro que su sello es no temer al mezclarlos y usarlos para contar historias. Por eso nos encanta.




“Siempre me he sentido atraída al diseño. Mi madre era diseñadora y me llevaba a anticuarios y remates cuando era niña, educando mi ojo desde muy chica. El diseño de interiores combina muchas de mis pasiones: arquitectura, historia del arte, escultura, patrones, texturas, luz y movimiento. Realmente es mi trabajo soñado”.

¡Afortunada Kelly Wearstler!, no solo se dedica a lo que siempre ha soñado, para lo que vino programada desde la sangre y que de alguna manera fue preparada desde niña; además a todo el mundo le encanta cómo lo hace.

Quizás no a todo el mundo, pero sí a una proporción muy grande, a la que pertenece la gente con influencia suficiente para elevarla como una de las figuras más importantes del diseño e interiorismo estadounidenses actuales, incluso global; incluyendo a todas –realmente todas– las revistas especializadas (y algunas no necesariamente del nicho), a varios millonarios, celebridades, grupos hoteleros y de retail.

Incluso en pandemia, bajo las normas de seguridad dictadas por la autoridad, con mascarillas a juego con su ropa –tan expresiva como sus interiores y objetos–, un millón 300 mil seguidores pudimos ver a Kelly Wearstler a través de Instagram visitando las obras de los hoteles que está diseñando. No puede dejar de hacerlo, primero para tener seguridad de que todos los elementos se instalan acorde con los mejores niveles de terminación; segundo, porque el contacto con los artesanos y cultores de distintos oficios le permite comprender los matices de cada uno. En paralelo prepara nuevas piezas para el robusto catálogo bajo su nombre, el cual incluye mobiliario, iluminación, alfombras, telas y papeles murales, lozas y piedras. “Hay una polinización cruzada inherente. La arquitectura y los interiores influyen en nuestras obras de arte, la decoración, mobiliario, y viceversa. Me aproximo a cada medio, a cada proyecto de diseño, con el mismo proceso de exploración y curiosidad. Se trata de contar una historia distintiva y encontrar diferentes formas de expresión”, explica Kelly.

Para ella el diseño es en gran medida intuitivo y prácticamente todo tiene el potencial de inspirarla: “La madre naturaleza, la arquitectura, la moda, el arte, los viajes, la fotografía, el paisajismo, son todas influencias increíbles. Viajar –cuando puedo– es también una gran fuente de inspiración. Me encanta descubrir nuevas culturas, nuevos paisajes, sumergirme directamente en la historia y la naturaleza”.

Claramente su relación con la moda es apasionada y recíproca. En sus redes sociales, cada vez que ella aparece en la foto lo que lleva puesto recibe casi tantos comentarios como su trabajo. “Me visto de la misma manera que diseño interiores. Siempre algo viejo y algo nuevo… Mi estética siempre ha girado en torno a la mixología: la yuxtaposición de lo contemporáneo y lo clásico, lo masculino y lo femenino, lo crudo y lo refinado.

Importantes referencias vintage e históricas, llenas de contenido, aportan su enriquecedor espíritu a los espacios”.

Su lista de héroes personales del diseño incluye a Pierre Cardin, Oscar Niemeyer, Carlo Scarpa, Gio Ponti, Josef Hoffman, Louis Kahn, Louis Nevelson. “Diseños que exploran un uso inteligente de la materialidad, la yuxtaposición de estilos de una variedad de épocas y un riesgo estético son los que más me atraen”, dice Kelly.

"Me visto de la misma manera que diseño interiores. Siempre algo viejo y algo nuevo…", dice Kelly Wearstler

Historias visuales

MasterClass es una plataforma que asegura tener videolecciones de los mejores en sus áreas. Para enseñar creatividad y cine reclutaron a David Lynch; para enseñar fotografía, a Annie Leibovitz; para expresión y autenticidad, a RuPaul; en cocina tienen a Gordon Ramsay; en moda, a Mark Jacobs; en arquitectura y diseño, a Frank Gehry, y en diseño de interiores, a Kelly Wearstler. Una de las cosas que ella promete hacer en su curso es derribar mitos.

“Para mí el diseño es contar historias, y cada espacio tiene una narrativa única e inspiradora que contar. Comparto con los estudiantes herramientas y consejos para que encuentren su propia voz y creatividad y que puedan expresarla con color, texturas, iluminación, mobiliario, arte y arquitectura. Cómo aprovechar al máximo los espacios pequeños o incómodos, cómo hacer que una habitación cante con color. Quiero que la gente se inspire y se arriesgue, que no tenga miedo de seguir sus pasiones. El buen diseño es una parte tan importante de vivir una vida considerada e intencional”, dice acerca de su MasterClass, pero la misma actitud aplica para sus redes sociales. Todas las superestrellas del diseño, la arquitectura y la decoración comparten imágenes de su trabajo, Kelly Wearstler además se da el tiempo de explicar en detalle las operaciones y los elementos que usó para lograr un determinado efecto o sensación.

Vale la pena seguirla

La lección más básica que puede compartir con nosotros ahora comienza invitando a entender que todos los elementos son clave y deben tenerse en cuenta al diseñar un espacio: “El color ayuda a transmitir un estado de ánimo y un humor dentro de un espacio. Un toque de color de un matiz vibrante puede ser una solución rápida para refrescar cualquier espacio y realzarlo. Y solo por el hecho de que una habitación sea pequeña no significa que deba ser blanca o clara... Los tonos oscuros y temperamentales pueden funcionar a la perfección para que parezca más grande y llena de emoción. Incluir una variedad de materiales, de texturas, también puede ser una excelente manera de darle dimensión y sensualidad a un espacio. Los diseños que juegan con la belleza natural y cruda de un entorno son los más hermosos. Eso podría traducirse en un patrón de mármol que hace eco del movimiento del follaje fuera de una ventana, o en la elección de una paleta de colores en tonos tranquilos para resaltar una increíble vista al mar”.

No importa si son espacios residenciales, hoteles, muebles o tapices, lo que Kelly Wearstler busca en cada proyecto es contar historias evocadoras, aventureras y llenas de alma, incorporando su reconocible mixología de materiales e influencias. “La diferencia entre proyectos es la consideración de diseñar según las necesidades específicas del cliente. Los proyectos hoteleros son proyectos altamente planificados que requieren una mayor cantidad de especificaciones adaptadas a un entorno comercial. Sin embargo, es muy importante centrarse en los detalles que harán que los huéspedes se sientan como en casa y cómodos. Un hotel debe sentirse como una casa, imbuido de un carácter único que es fiel a su ubicación. Quieres crear una experiencia y un recuerdo visual desde la llegada hasta el último momento de la estancia de un huésped”, concluye.

Ideas que inspiran. Mezclemos épocas, texturas, colores y arte para contar nuestras propias historias.

1. ”Perspectivas”, grabado en metal de Felipe Carrión, año 2001, 50 x 70 cm, marco antiguo, $160.000 (@urban_chic_stgo) 2. Lámpara de suspensión Shift 3, $308.750 (Klapp Design Market) 3. Candelabro de vidrio, $69.300 (Klapp Design Market) 4. Pisapapeles XL, vidrio, $81.500 (@klappdesignmarket) 5. 637 Utrecht Bertjan Pot actualizó con variantes de tejido jacquard especiales el sillón Utrecht, ícono del diseñador Gerrit Thomas Rietveld en 1935. Diecinueve colores crean un esquema que sigue la forma de esta pieza, con un patrón geométrico en el que las combinaciones de triángulos no se repiten. Un homenaje a la creatividad del holandés, en el que cada propuesta reviste una edición limitada, con tapicería a medida y numerada, para garantizar la autenticidad de Cassina. Consultar precio (Interdesign) 6. Buffet francés restaurado, marquetería y bronces, $850.000 (@mueblespurasangre) 7. Sofa Stay, diseño de Space Copenhagen para Gubi, consultar precio (interdesign.cl) 8. Alfombra persa moderna, 1.74 x 2.40 m, $1.199.000 (bitoferis.cl)

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.