Facebook e Instagram se comprometen a eliminar información falsa sobre el coronavirus

china-coronavirus-facebook

Las plataformas sociales darán de baja cualquier publicación que tenga contenido sospechoso al respecto, como curas falsas y teorías conspirativas.


Facebook anunció que eliminará afirmaciones falsas y teorías conspirativas respecto al brote de coronavirus, especialmente si dicha información pone en riesgo la seguridad de las personas que crean en ellas.

La nueva política se extenderá a su aplicación hermana, Instagram, y ambas redes sociales aseguraron que actuarán contra la desinformación, curas falsas o métodos preventivos que no funcionen y sean distribuidos en sus plataformas. Por otra parte, los hashtags que promuevan este tipo de contenido también serán restringidos.

La compañía ya se había comprometido a limitar el alcance de aquellas publicaciones que promovieran la desinformación, como las conspiraciones anti vacunas, pero que llegue al punto de eliminar contenido es un nuevo nivel, e incluso extraño, para la plataforma.

La decisión llega poco después de que la Organización Mundial de Salud (OMS) declarara que el virus era una emergencia de salud global. Facebook afirmó que se guiará según la información entregada por las organizaciones de salud para así eliminar información que podría resultar peligrosa.

Asimismo, la red social dijo que limitará el alcance de aquellas publicaciones que sean marcadas por sus fact-checkers como "dudosas" y si se llega a dirimir que contienen información falsa, serán eliminadas. Por otro lado, su algoritmo tratará de que más información fidedigna llegue a los usuarios en sus páginas de inicio, le dará más espacio a páginas y contenido educativo, y promoverá hashtags seguros.

Esta decisión parece ser un paso en la dirección correcta para Facebook, ya que las plataformas sociales se han convertido en un terreno demasiado fértil para la desinformación. Pero aún así contrasta sus pasadas posturas de seguir dándole espacio a información falsa o sospechosa en publicidad y páginas de política.

Comenta