Frank Miller demandó a su exesposa, la colorista Lynn Varley

300

Ambos están en una disputa legal por la supuesta venta de bocetos que formaban parte de un acuerdo postnupcial.


Aunque en algún momento fueron un equipo dentro y fuera de los cómics, en obras como Ronin, The Dark Knight Returns, 300 y Sin City, el quiebre entre Frank Miller y la colorista Lynn Varley, quienes estuvieron casados por 20 años, es total. De hecho, el escritor y dibujante la demandó por una disputa por la venta de bocetos.

En el New York Post explican que Miller reclama que Varley "se apropió de bosquejos de bocetos valiosos" y "trató de venderlos debajo de la mesa". De acuerdo al reporte, "en 2011, mientras ambos seguían casados, llegaron a un acuerdo para repartir ilustraciones y obras de arte que poseían".

En ese escenario, la demanda reclama que la colorista supuestamente tomó las piezas de arte, ya sea de la cooperativa de la pareja o de una unidad de almacenamiento que tenían durante su matrimonio, sin el consentimiento de Miller.

El reclamo agrega que: "Varley continuó ocultando el hecho de que había tomado los bocetos durante el proceso de divorcio de la pareja e incluso después de que habían negociado y celebrado un acuerdo postnupcial previo al divorcio, el que estipulaba que Varley solo tenía derecho a recibir piezas específicamente designadas de la obra de Miller, sin incluir los primeros bosquejos".

"A pesar de los esfuerzos de Varley para vender los bosquejos a través de su distribuidor de arte en secreto, Miller descubrió que el distribuidor estaba ofreciéndolos a la venta debajo de la mesa a los coleccionistas", agregó.

Frank Miller buscaría que el trabajo le sea devuelto, una orden judicial para que la colorista no pueda venderlos o destruirlos y se pague al menos $25 mil dólares por daños que se decidirán en un juicio por jurado.

Comenta