Huawei reconoció que su negocio “se verá inevitablemente afectado” por la nueva traba impuesta por Estados Unidos

A través de un comunicado, el gigante tecnológico cuestionó en duros términos a la administración Trump por cortar su suministro de chips. "Está aprovechando sus propias fortalezas tecnológicas para aplastar a las compañías fuera de sus fronteras", cuestionaron.


A través de un comunicado oficial, Huawei respondió en duros términos a la administración Trump por las nuevas trabas existentes para realizar negocios con empresas estadounidenses.

Según explicitó el gigante tecnológico, la nueva medida de Estados Unidos “fue arbitraria y amenaza con perjudicar a la industria a nivel mundial”, reconociendo además que su negocio “se verá inevitablemente afectado”.

El pasado viernes se reveló que Estados Unidos cortaría completamente la llave de suministros de chips a Huawei, prohibiendo la distribución de procesadores con tecnología estadounidense a la compañía china. La medida se llevará a cabo a través de una nueva regla de exportación que pondrá trabas a la fabricante TSMC, productora del procesador HiSilicon que es utilizado por los smartphones de Huawei.

En ese sentido, Huawei plantea que “esta nueva regla afectará la expansión, el mantenimiento y las operaciones continuas de redes por valor de cientos de miles de millones de dólares que hemos desplegado en más de 170 países. Asimismo, afectará los servicios de comunicaciones para más de 3 mil millones de personas que usan productos y servicios de Huawei en todo el mundo”.

Más aún, Huawei acusa que “el Gobierno de EE.UU. ha dado la espalda intencionalmente a los intereses de los clientes y consumidores de Huawei”, remarcando que “esto dañará la confianza y la colaboración dentro de la industria global de la que dependen muchas industrias, aumentando el confli cto y la pérdida dentro de estas industrias”.

Estados Unidos está aprovechando sus propias fortalezas tecnológicas para aplastar a las compañías fuera de sus fronteras. Esto solo servirá para socavar la confianza que las empresas internacionales depositan en la tecnología y las cadenas de suministro de Estados Unidos. Finalmente, esto dañará los intereses de Estados Unidos”, agregan desde la compañía china.

Por ahora, en Huawei explicarán que buscarán una solución por todos los caminos. “Esperamos que nuestros clientes y proveedores continúen apoyándonos y minimicen el impacto de esta regla discriminatoria”, finalizaron.

Comenta