Huawei respondió a la nueva acusación de Estados Unidos en su contra: "Repetir una mentira no lo hará realidad"

Huawei (3)

La compañía argumentó que los cargos que se le imputan ya habían sido juzgados con anterioridad y acusó una persecución política por parte de ese país.


Un nuevo capítulo de la disputa entre Estados Unidos y Huawei está comenzando. Siguiendo todas las tensiones entre ese país y la firma china que marcaron el año pasado, ahora el Departamento de Justicia de Estados Unidos volvió a acusar a la compañía de robar propiedad intelectual de empresas estadounidenses.

Por supuesto, esta no es la primera acusación contra la empresa y se enmarca en las disputas anteriores entre ambas partes que incluso han involucrado denuncias de supuesto espionaje.

En ese escenario, la respuesta de Huawei no se hizo esperar y este viernes la compañía emitió un comunicado rebatiendo los cargos  y acusando una persecución política en su contra.

"Durante mucho tiempo, el gobierno de los Estados Unidos ha estado utilizando la fuerza de toda una nación para perseguir a Huawei, que es una empresa privada. Ha utilizado todas las herramientas que tiene a su disposición, ya sean las legislativas, administrativas, judiciales o diplomáticas, e incluso ha tratado de recurrir a la opinión pública para atacar a Huawei y tratar de interrumpir nuestras operaciones comerciales normales", señaló la compañía.

"Raramente se había visto este tipo de ataque antes en la historia. Los nuevos cargos del Departamento de Justicia de los Estados Unidos contra Huawei son parte de esta campaña, son parte de una persecución política", añadió.

Huawei continuó argumentado que esta no es la primera vez que se le acusa de robar propiedad intelectual y planteó que anteriormente esas acusaciones en su contra habían sido desestimadas.

"Estos cargos no revelan nada nuevo. Se basan en gran medida en disputas civiles resueltas de los últimos 20 años que han sido previamente resueltas, litigadas y, en algunos casos, rechazadas por jueces y jurados federales", afirmó la compañía. "En estas disputas, ningún tribunal ha encontrado que Huawei haya cometido un robo malicioso de propiedad intelectual, o haya requerido que Huawei pague daños y perjuicios por la infracción de la propiedad intelectual de otros".

"El Departamento de Justicia de los Estados Unidos está reintroduciendo casos civiles previamente resueltos como casos penales. Esta es una aplicación selectiva, políticamente motivada de la ley, y contraria a las convenciones judiciales comunes", acusó.

Finalmente la empresa dijo que las "disputas sobre propiedad intelectual son comunes en los negocios internacionales" y planteó que sus principales rivales, Samsung y Apple, también han entablado varias acciones legales de ese tipo.

 "El único propósito del gobierno de los Estados Unidos para esto es atacar, desacreditar y manchar la reputación de las tecnologías líderes de Huawei. Quieren dañar la ventaja competitiva de Huawei en el mercado global", declaró la empresa.

"Ninguno de nuestros productos o tecnologías se ha desarrollado mediante el robo de secretos comerciales", añade el comunicado. "El desarrollo de Huawei es el resultado de nuestra gran inversión en I + D y el arduo trabajo de nuestros empleados durante las últimas tres décadas. Confiamos en la confianza y el apoyo que nuestros clientes, proveedores y socios depositan en nosotros".

El Departamento de Justicia de Estados Unidos todavía no fija una fecha para resolver este caso y en el mismo documento que reveló las acusaciones estableció que la investigación todavía estaba en curso.

"Atacar a Huawei no ayudará a Estados Unidos a mantenerse por delante de la competencia. Repetir una mentira no lo hará realidad. Creemos que el tribunal tomará una decisión justa basada en hechos y pruebas", concluye el comunicado emitido por la empresa.

Comenta