Kevin Feige rechazó la idea original para Capitán América 3

Inicialmente la última película en solitario de Steve Rogers no estaba inspirada en Civil War.


Actualmente cuando hablamos de Capitán América 3 hablamos de Civil War, la tercera entrega en la trilogía de Marvel Studios sobre Steve Rogers y la cinta que sirvió para separar a los Vengadores en el MCU de cara a la batalla con Thanos en Avengers: Infinity War.

Pero aunque a estas alturas es difícil imaginar cómo sería el universo de Marvel Studios sin su versión de Civil War, aparentemente eso fue una opción que Kevin Feige no tardó en descartar.

Durante una reciente conversación con el podcast The Town, el productor de Marvel Studios, Nate Moore, contó que el presidente de la compañía detrás del MCU rechazó la idea original para Capitán América 3.

Según Moore, inicialmente él junto a los Hermanos Russo y los escritores Christopher Markus y Stephen McFeely querían realizar una versión de Capitán América 3 que igualmente tenía a Zemo como el gran villano pero que giraba en torno a un Madbomb, un invento que hacía enloquecer a las personas.

“Estábamos desarrollando Capitán América 3 y lo estábamos haciendo muy bien. Winter Soldier funcionó, la gente volvió, estaba interesada y estábamos hablando de una película, y sabíamos que teníamos que resolver, obviamente, la historia de Winter Soldier. Queríamos que Cap y Bucky finalmente se reunieran. Y(...) queríamos usar a Zemo. Que gran personaje. Ya sabes, obviamente es un villano clásico de Cap. Y estábamos construyendo la película en torno a un MacGuffin alrededor de Madbomb. Madbomb explota y hace que las personas normales comiencen a pelear entre sí. Honestamente, es un poco similar a lo que creo que hicieron en Kingsman”, señaló Moore.

Pero no fue la similitud con la idea de esa película de 2014 lo que no le gustó a Feige y es que según Moore el productor echó por Tierra esa idea debido a que era muy poco ambiciosa.

“(Feige) dijo: ‘Esa no es una idea lo suficientemente grande, muchachos’. Y nosotros pensamos: ‘Escribamos un borrador, te lo demostraremos’. (Feige dijo:) ‘Está bien, pruébamelo’”, recordó Moore. “Mientras terminamos me lleva a su oficina y me dice: ‘Sabes, creo que deberíamos intentar para hacer Civil War’. Y yo estaba como: ‘Kevin, no tenemos ni la mitad de las cosas que hay en Civil War. No tenemos los Nuevos Guerreros, no tenemos... Estas son todas las razones por las que no podemos hacerlo’. Y él dijo: ‘Ve a casa, léelo, hablemos de eso’. Así que me fui a casa ese noche, lo leí (...) Lo volví a leer, porque lo había leído antes y dije: ‘Sí, mira, no tenemos la prisión de la Zona Negativa...’ Había muchas cosas que no teníamos”.

Sin embargo, Feige estaba decidido y quería llevar al cine la pelea entre Iron Man y Capitán América.

“(Feige dijo:) ‘Está bien, está bien’. Así que fui a la sala de escritores con Markus, McFeely, Joe y Anthony, y Kevin asomó la cabeza y dijo: ‘Entonces, deténganse con Madbomb, muchachos, harán Civil War’. Y yo estaba como: ‘Ah, maldición’. Y Joe estaba como, ‘¡Sí! ¿Civil War? ¡Impresionante!’ Y luego tuvimos que descubrir cómo hacer Civil War”, relató.

Según Moore, Feige creía que en la trama de Capitán América 3 con Madbomb “no había una idea lo suficientemente grande que entusiasmara al público”. Algo que sí estaba en la idea de Civil War.

“Mira, fue aterrador y cuando estás tirando todo y comenzando de nuevo, siempre es un poco extraño, pero tenía razón. Él estaba en lo correcto. Todavía pudimos pagar la historia de Bucky. Todavía descubrimos cómo usar Zemo. Pero el concepto central de la película era algo hacia lo que el público gravitaba y así lo hizo”, concluyó Moore.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.