Patty Jenkins explicó por qué abandonó Thor: Dark World

wonder-woman-patty-jenkins-opener (1)

La directora tenía miedo de que hacer una mala película arruinaría el futuro de su carrera, especialmente siendo una mujer en la industria.


En el 2011 Patty Jenkins fue contratada por Marvel Studios para dirigir la segunda entrega de Thor, pero la directora eventualmente dejó el proyecto y más tarde firmó con Waner Bros. para dirigir Wonder Woman. Hasta hace poco, se desconocían las verdaderas razones por las que Jenkins abandonó la película, pero en una reciente entrevista con Vanity Fair, la directora explicó por qué terminó dejando el proyecto atrás.

Jenkins contó que dejó la entrega porque estaba preocupada de que la película finalmente sería mala, y por su género, Thor: Dark World, hubiera sido una entrega problemática que afectaría el resto de su carrera.

"No creo que hubiera sido una buena película a partir del guión que tenían", afirmó la directora. "Creo que hubiera sido un gran problema y hubiera parecido que era mi culpa. Se hubiera visto como 'esta mujer dirigió y arruinó todas esas cosas'", explicó.

"No puedes hacer películas en las que no crees. La única razón para haberlo hecho, sería probarle a las personas que podía, pero no hubiera probado nada si no tenía éxito, y no creo que me hubieran dado otra oportunidad", agregó, diciendo que estaba agradecida de alejarse del proyecto.

Si bien Jenkins realizó un buen trabajo con Wonder Woman y demostró sus habilidades como directora, no se equivoca al mencionar que si se quedaba en Dark World, y la película no cumplía con las expectativas de los fanáticos y el estudio, ella habría sido culpada por el resultado final.

Sus preocupaciones son totalmente válidas, especialmente si se toma en consideración cómo la industria del entretenimiento es poco indulgente con las mujeres, especialmente aquellas que se dedican a dirigir. Muy pocas directoras han tenido una segunda oportunidad después de que una película de gran presupuesto no tiene el rendimiento que se esperaba.

Y no sólo en el caso de la industria, los fanáticos también suelen tener poca paciencia con aquellos que no cumplen sus expectativas respecto a sus personajes e historias favoritas.

Si vemos el caso de Alan Taylor, quien finalmente dirigió Thor: Dark World, después de trabajar en lo que es considerada una de las peores entregas de Marvel, su carrera no se estancó. De hecho, su siguiente entrega fue Terminator: Genisys, otra película que no cumplió con las expectativas que se esperaban de ella.

Finalmente, Taylor fue contratado para dirigir The Many Saints of Newark, la película precuela de la exitosa serie Los Soprano. Ni siquiera dos entregas de pésimo desempeño han parado la carrera del director, en cambio, si Patty Jenkins hubiera cometido los mismo errores, probablemente no se verían entrevistas de ella con Vanity Fair.

Comenta