Acusan al príncipe de Arabia Saudita de hackear al dueño de Amazon

Jeff-Bezos-Mohammad

Las acusaciones nacen después de que el multimillonario Jeff Bezos recibiera un malware encriptado por parte de Mohammed Bin Salman.


Después de que las fotos personales del presidente y fundador de Amazon, Jeff Bezos, llegaran a las manos del tabloide estadounidense National Enquirer, el multimillonario comenzó un peritaje sobre un posible hackeo a su teléfono.

La investigación, en definitiva, arrojó que su smartphone habría sido intervenido a través de un malware enviado por la cuenta personal de Whatsapp de Mohammed Bin Salman, príncipe heredo de Arabia Saudita.

El análisis digital determinó que el malware se encontraba en un vídeo que la cuenta usada por Mohammed le había enviado a Bezos, desencadenando la intervención. Después de que el archivo fue enviado, "una masiva cantidad de extracción de datos comenzó y siguió escalando en los meses siguientes", declaró el forense de FTI Consulting, donde Bezos ordenó el peritaje.

El príncipe y el multimillonario intercambiaron números en el 2018 durante una cena en Los Ángeles, en mayo de ese mismo año, Mohammed le habría enviado el vídeo encriptado que resultó ser malicioso.

Desde entonces el consultor de seguridad personal de Bezos, Gavin De Becker, acusó a los operativos de Arabia Saudita de ser responsables del hackeo. En su momento, Becker dijo sospechar de que el gobierno saudita habría adquirido equipamiento de espionaje. El peritaje de FTI no sólo confirma que el ataque vino desde el gobierno saudita, sino que el mismo príncipe habría sido el responsable.

De hecho, una firma israelita llamada NSO ha sido acusada de venderle equipos de espionaje al gobierno de Arabia Saudita para perseguir a disidentes del Estado. Se especula que el mismo equipo pudo haber sido utilizado para el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, quién fue atacado en el consulado de Turquía. La CIA afirma que la orden fue hecha por el mismo príncipe Mohammed, aunque él lo niega.

De igual manera, el gobierno saudita niega la participación del príncipe heredero en la intervención del teléfono de Bezos. La embajada de Arabia Saudita en Estados Unidos publicó en Twitter que las acusaciones contra el monarca son "absurdas".

https://twitter.com/SaudiEmbassyUSA/status/1219792870389035008?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1219792870389035008&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.theguardian.com%2Ftechnology%2F2020%2Fjan%2F21%2Famazon-boss-jeff-bezoss-phone-hacked-by-saudi-crown-prince

Por otro lado, la compañía dueña de National Enquirer,  American Media Inc., afirma que estas acusaciones son falsas, ya que declararon haber conseguido las imágenes por parte de la cuñada de Bezos, a quién le habría pagado durante meses para conseguir fotografías y mensajes de texto.

Comenta