Review | El Galaxy Watch se acerca al reloj inteligente que queremos

portadawatch

El nuevo reloj inteligente de Samsung mejora en muchos aspectos, pero sigue sin ofrecer una verdadera diferencia para los indecisos.


La idea del reloj inteligente es una de esas que siempre ha sonado mejor en el papel que en su ejecución. Los smartwatches han probado ser, a la larga, una suerte de notificadores glorificados, un sistema capaz de mostrarte lo que está pasando en tu teléfono sin tener que sacarlo de tu bolsillo.

El Galaxy Watch, la nueva propuesta de Samsung para el mercado de los relojes inteligentes entrega precisamente esas características. Es una mejor versión que todas las anteriores porque entrega más funciones y por mucho más tiempo.

Es también el reloj producido por la compañía coreana que menos parece un smartwatch en cuanto a su construcción, o al menos hasta que vemos su pantalla. Su formato redondo y sus acabados metálicos hacen que, además, tenga el peso adecuado para no sentir que llevamos un juguete en la muñeca.

La pantalla, eso sí, es un tanto pequeña con respecto a las otras, pero se compensa con el sistema de anillo exterior con el que puede operarse el equipo. Simplemente girando el anillo que rodea al equipo podemos acceder de derecha a izquierda a las diferentes funciones del aparato.

El reloj no tiene Android pero si una versión bastante mejorada de Tizen, el sistema propietario de Samsung, el cual es bien parecido a lo salido anteriormente, pero que hace muy bien su trabajo de entregar notificaciones diferenciadas con íconos y agrupadas desde donde vienen. Incluso el repertorio para las respuestas predefinidas se expandió y ahora incluye emojis, aunque sigue haciéndote ver como robot.

Comenta