Un hombre de 72 años fue asesinado por su hijo mientras realizaba una videollamada por Zoom

El resto de las personas que estaban participando de la conferencia alertaron a la policía del condado de Suffolk en Nueva York.


De un tiempo a esta parte las plataformas de videollamadas como Zoom se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana. De hecho, durante los últimos meses, mientras gran parte del mundo todavía permanece con medias de aislamiento social y cuarentena por el COVID-19, aquellos servicios han ampliado su gama de usos y poco a poco han ido marcando hitos para las funciones remotas en distintos campos.

Pero esta semana se registró una actividad en Zoom que en ningún sentido es un hito positivo para la plataforma.

De acuerdo a la BBC, el jueves pasado un hombre falleció mientras estaba realizado una videollamada por Zoom luego de que su hijo lo apuñalara.

El hecho ocurrió en el condado de Suffolk ubicado en Nueva York, Estados Unidos, y la víctima fue identificada como Dwight Powers de 72 años.

El hijo de Dwight y responsable del crimen, Thomas Scully-Powers de 32 años, dejó la escena del crimen y huyó a Long Island Amityville. Sin embargo, una hora después fue capturado por la policía gracias a las denuncias del resto de los participantes de la videollamada.

“Todos hicieron lo correcto”, dijo Kevin Beyrer, detective de policía del condado de Suffolk, a Newsday. “Todos estaban preocupados por su amigo. Fue horrible que tuvieran que presenciar eso”.

Por ahora se desconoce cuál era el propósito de la videollamada y la policía de Suffolk no quiso revelar más antecedentes del caso a la espera de un interrogatorio con Thomas Scully-Powers, quien fue trasladado a un hospital con lesiones leves.

No obstante, todo apunta a que el rol de los participantes de la videollamada fue clave para dar con el asesino.

Los participantes de la conferencia vía Zoom habrían sido testigos de cómo Dwight Powers se desplomó inesperadamente de su silla y desapareció de la pantalla. Sin embargo, por ahora se desconoce si alguien efectivamente vio a Thomas Scully-Powers apuñalando a su padre.

“No sabemos de qué fueron testigos. Había varias personas en esta videollamada”, precisó Beyrer.

Comenta