El nuevo Spark Sedán sale a competir con el Suzuki Dzire y el Hyundai i10 Sedán

Screen Shot 2019-12-03 at 11.04.02

El flamante Spark Sedán repite las especificaciones mecánicas de su hermano sin maletero, pero aporta más espacio y comodidad interior.




Tal como te adelantamos hace unos días, Chevrolet se plantea un 2020 cargado de sorpresas con la idea de seguir a la cabeza en el mercado automotor nacional. La firma estadounidense, que volvió a liderar las ventas en 2019, presentó esta vez el Chevrolet Spark Sedán. El modelo compacto que se fabrica en India, repite la fórmula de Suzuki, que le puso ‘cola’ al Swift y lo llamó Dzire, y de Hyundai, que también le añadió un maletero más generoso al citycar i10, aunque en este último caso lo hizo manteniendo la denominación. El Spark Sedán arriba en una única configuración de motor y caja, y en tres acabados de equipamiento.

La carrocería del nuevo Spark orientado más a la familia y al trabajo de populares aplicaciones como Uber, tiene una carrocería para cinco ocupantes que se extiende hasta los 3.995 mm de largo (2.375 mm de distancia entre ejes), 1.597 mm de ancho y 1.522 mm de alto (con 142 mm de despeje al suelo). Destaca por un maletero con capacidad para 390 litros. Abajo del capó, se encuentra el ya conocido motor bencinero de 1.2 litros de cuatro cilindros y 16 válvulas del Spark GT, que va ligado a la caja manual de cinco relaciones. El bloque entrega 81 caballos de potencia y 108 Nm de par máximo a 4.800 rpm. Este conjunto homologa un consumo en ciudad de 13,1 km/l, mientras que en carretera, este se extiende hasta los 20,7 km/l para una cifra mixta de 17,1 km/l. Tiene un estanque de 35 litros.

El Spark Sedán, disponible en tres versiones

El nuevo sedán compacto de Chevrolet de base se denomina Spark Sedán L. En el equipamiento interior cuenta con radio con Bluetooth, cuatro parlantes, alzavidrios eléctricos delanteros y mandos al volante, mientras que en términos de seguridad su batería se compone únicamente de frenos ABS con EBD, de discos adelante y tambor atrás. El modelo de intermedio -llamado Sedán LT AC- suma en el interior alzavidrios eléctricos en las cuatro puertas y aire acondicionado, en tanto que por fuera, añade luces diurnas de encendido automático, manillas color carrocería, espejos eléctricos y neblineros. El top line Sedán Full eleva la apuesta con cámara de retroceso, pantalla de 7" con Apple CarPlay y Android Auto y llantas de aleación de 14 pulgadas (en el L y LT AC también son de 14", pero solo con llanta de acero).

La marca señaló que se apunta a comercial del orden de 150 unidades por mes y, además, se informó que el Sail de entrada NB 1.5 saldrá del mercado a fines de enero para dejarle su espacio al Spark Sedán. Los precios de lista para las tres versiones son de $ 6.490.000, $ 7.299.000 y $ 7.949.000 para las opciones L, LT AC y Full, respectivamente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.