Elon Musk pasa de justificar un golpe de estado a desafiar a pelear a Johnny Depp

El fundador de Tesla se hizo el centro de la noticia por sus comentarios.




El personaje de Elon Musk volvió a ser el centro de atención. El fundador de Tesla, quien ha generado controversias en reiteradas ocasiones por sus declaraciones -especialmente a través de twitter- otra vez causó revuelo con sus comentarios.

Musk mostró su molestia con acciones del gobierno de Donald Trump, las que, según su parecer, no beneficiarán a las personas. Al decir eso, un usuario (@historyofarmani) le recordó una situación de política internacional en la que se habría visto beneficiada la compañía Tesla. “¿Sabes qué no es en beneficio de la gente?. El golpe de Estado en Bolivia contra Evo Morales, organizado por el gobierno de Estados Unidos para que tú pudieras obtener su litio”, dijo el cibernauta.

Esa respuesta al parecer enfureció a Elon Musk, quien respondió con una polémica frase. “¡Golpearemos a quien queramos! Ve acostumbrándote”, indicó el multimillonario, lo que provocó comentarios hasta del propio ex Presidente de Bolivia, Evo Morales.

Pero los días de furia de Musk al teclado no quedaron ahí. Ahora, el blanco de sus dardos fue el actor Johnny Depp, a quien “invitó” a un ring.

Todo el problema se generó cuando el protagonista de Los Piratas del Caribe lo involucrara en la batalla legal que mantiene con su ex esposa, la también actriz Amber Heard. Depp acusó a su ex pareja de haber mantenido una relación extramarital con el hombre de Tesla, lo que fue descartado por el involucrado: “definitivamente no tuve una aventura con Amber mientras estaba casada con Johnny, eso es totalmente falso”, dijo Musk en el New York Times.

Hasta ahí todo era relativamente tranquilo, sin embargo, cuando fue consultado sobre supuestos mensajes de Johnny Depp en los que le amenazaba, respondió -se asume que en tono de broma- que “si Johnny quiere subirse al ring házmelo saber. Espero que se recupere de esta situación”, finalizó Musk en una nueva situación de polémica que nada tiene que ver con el avance de su marca.

Comenta