‘Impulse su proyecto con nosotros’: Chevrolet presenta el motor independiente más grande y poderoso jamás creado

Se trata de un monstruoso bloque V8 de 632 pulgadas cúbicas (10,3 litros), que desarrolla 1.004 caballos y 1.188 Nm de par a 5.600 rpm.




En Estados Unidos hay un negocio poco conocido en esta parte del mundo, que consiste en que las tradicionales marcas ofrecen sus ‘crate engine’. Esto no es otra cosa que vender el motor completo para los fines que el cliente estime conveniente, como podría ser el de poner un propulsor recién salido de fábrica a un vehículo en restauración. Pues ahora Chevrolet Performance golpea el tablero con el estreno del motor ZZ632, un V8 aspirado de 10.3 litros que se convierte en el más grande y poderoso jamás ofrecido.

El nuevo ocho cilindros en V de Chevrolet escala sin problemas hasta las 7.000 rpm y sus cifras no dejan indiferente a nadie: este gran corazón -que trabaja a una tasa de compresión de 12.0:1 y que, por ende, utiliza combustible de alto octanaje- entrega una potencia máxima de 1.004 caballos y un par de 1.188 Nm, que se encuentran en las 5.600 rpm. Bestial, ¿no?

La marca del corbatín detalla que mientras tradicionalmente los motores V8 tienen variaciones de tamaños entre cada cilindro, los del ZZ632 son idénticos, con mismo largo y volumen, lo que garantiza una simetría en la entrega de poder. Por supuesto que esta decisión no se ha tomado al azar, dice la firma estadounidense: estas culatas RS-X Symmetrical Port llevan el nombre del ingeniero Ron Sperry, quien las diseñó como uno de sus logros finales en más de 50 años trabajando en motores de alto rendimiento en General Motors. Sperry también introdujo puertos simétricos en el icónico V8 del Chevrolet Corvette de 1997.

Este prodigio de la ingeniería estadounidense se exhibirá en el SEMA Show de Las Vegas entre el 2 y el 5 de noviembre. Las entregas a clientes arrancarán a inicios de 2022. ¿A qué auto premiarías con este gran motor?

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.