Nuevo Trailblazer: Chevrolet se juega por las familias aventureras

Trailblazer

La firma americana presentó el nuevo Trailblazer. El SUV para siete pasajeros llegará en una única versión diésel automática




Chevrolet acaba de ampliar su portafolio para el segmento familiar. A los ya conocidos Traverse, Tahoe y Suburban de tres corridas de asientos, la firma del corbatín introdujo este miércoles el renovado Trailblazer, que llega con la meta de relevar al Captiva que puso más de 4.500 unidades en los últimos cinco años.

El objetivo de los ejecutivos de General Motors es alto y, por ello, antes de apostar por traer el Trailblazer, realizaron un estudio de mercado para definir los gustos de aquellos clientes que el lineup de Chevrolet aún no cubría. "Establecimos que la combinación de un SUV de siete asientos, de motor diésel, caja automática y tracción 4×4 era solo un 2% de la oferta disponible. Ello es muy poco si se piensa que un 34% de las ventas en Chile corresponde a este tipo de familiares, convirtiéndolo en el mercado latinoamericano de mayor porcentaje de participación", explicaron desde la marca.

El Trailblazer está montado sobre la misma plataforma de la pick up Colorado, con la que además comparte su origen de fabricación brasileño. A simple vista, el 4×4 familiar destaca por un holgado despeje al suelo de 229 mm y ángulos de ataque y salida de 30º y 25º. Las llantas de perfil alto de 18 pulgadas, también reafirman esa impronta de un vehículo hecho para soportar condiciones hostiles del camino.

Motorización y equipamiento

La única versión del Trailblazer, bautizado con la nomenclatura LTZ, equipa un motor turbo diésel de 2.8 litros. El bloque desarrolla una potencia máxima de 200 Hp y está asociado a una transmisión automática de seis relaciones. La tracción, por su parte, se puede ajustar desde un selector ubicado junto a la palanca de cambios y permite gestionar entre la tracción simple, 4×4 en alta y 4×4 en baja, en la que el Trailblazer aumenta hasta 2,7 veces la fuerza del motor yendo a bajas velocidades.

En el exterior, el SUV brasileño incorpora barras de techo longitudinales, luces DRL LED con regulación de altura, pisaderas laterales, espejos abatibles de accionamiento eléctrico con señalizador, luces LED y neblineros traseros. En el interior del Trailblazer, los accesorios tampoco escasean: equipa un volante multifunción forrado en cuero, asientos en el mismo material, una pantalla central de ocho pulgadas con tecnología MyLink, compatible con sistemas Apple CarPlay y Android Auto, GPS con ocho países cargados, alzavidrios de un toque con sistema de antiatrape, espejo interior fotocromático y sistema encendido remoto que climatiza el vehículo automáticamente.

En materia de ayudas al conductor, el SUV -que se enfoca en aquellas familias que disfrutan de la vida en el campo o la montaña- cuenta con asistencia de partida en pendiente, alerta de cambio de carril, detección de punto ciego, control de estabilidad y tracción y frenos ABS con EBD. Asimismo, el sistema de espejos Tilt Down acomoda los retrovisores externos apenas se engrana la reversa.

El Chevrolet Trailblazer tendrá como principales rivales a las versiones diésel del Mitsubishi Montero Sport y Toyota Fortuner; y los ejecutivos de la compañía señalaron que esperan colocar del orden de 40 unidades mensuales.

El precio de lanzamiento es de $ 19.990.000 con financiamiento de la marca (vigente hasta el 31 de agosto). Luego, el Trailblazer estará disponible a partir de $ 21.990.000.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.