¿Es correcto pisar el pedal de embrague al momento de frenar?

embrague

El uso indiscriminado del embrague, en situaciones que no lo ameritan, repercute en un desgaste apresurado de los componentes que intervienen en el acoplamiento y desacoplamiento del motor.




Al momento de conducir, hay cuestiones que se hacen casi por inercia. De forma automática, porque así lo hemos hecho toda la vida. Se trata de reproducciones que a veces no encuentran explicación o que las adoptamos de quien alguna vez nos enseñó o nos dijo que así se hacía.

Muchos afirman, o bien ejecutan, la práctica de pisar el pedal del embrague en conjunto con el de freno. Pero, ¿es recomendable?

embrague

Antes que todo, hay que decir que la función del embrague es la de conectar o desconectar el motor de la transmisión. Cada marcha del vehículo tiene una velocidad mínima a la que el auto comienza a vibrar o da tirones, lo que es señal inequívoca de que está pidiendo una reducción de cambio. En el caso opuesto, la excesiva revolución yendo en una determinada marcha también es contraproducente y podría terminar en un agripamiento del motor. Esto se puede determinar, ya sea por el sonido del motor o por el tacómetro (que sigue avanzando, pero sin que el auto gane velocidad).

¿Cuándo se debe pisar el embrague?

Es el tema del debate. Presionarlo al mismo momento del freno es incorrecto y no es recomendable.

Lo ideal es pisar el freno sin ‘embragar’ hasta llegado casi el momento de detenerse. La razón es simple: cuando se presiona el embrague, se desacopla y se libera la caja, por tanto el vehículo queda ‘suelto’ o ‘desenganchado’ y los frenos tendrán que llevarse todo el trabajo en la detención.

Esto casi no representa problema en ciudad, donde la limitación de velocidad máxima es de 50 km/h, pero sí podría serlo en carretera. Además, la presión constante e innecesaria del pedal de embrague supone un desgaste -también innecesario- de los componentes que actúan en la transmisión. Esto podría hacerse evidente a partir de los 60 mil kilómetros en caso que caigas en esta práctica.

embrague

Tampoco es recomendable que te quedes parado en un semáforo con el embrague pisado (ni tocado). En momentos de ralentí el pie izquierdo va en el reposapiés. Punto. Mantenerlo pisado o tocarlo también supone un desgaste totalmente evitable. Además, nadie se ha ganado un premio todavía en la calle por salir una décima de segundo antes que el resto en una luz verde.

Ya sabes, si quieres estirar la vida útil del embrague y frenos, lo mejor es conocer en qué momento exacto tu auto comenzará a "tiritar". Ese -o un poco antes- es el instante en que debes pisar a fondo el embrague.

Tal vez también te interese: Cómo hacer puente y arrancar el auto de forma segura.

Comenta