Porsche 911 Turbo: el emblema de la deportividad llega a Chile

El modelo ícono de la firma alemana arribó con sus versiones Cabrio y Coupé, a un precio desde US$ 222.900.




Se acabó la espera. Porsche anunció oficialmente que Chile ya le dio la bienvenida al nuevo Porsche 911 Turbo, modelo que lleva más de 45 años siendo el referente máximo de la deportividad, sumándose a las opciones del 911 Turbo S que se comercializaban desde fines del año pasado (a nivel mundial se presentó primero el Turbo S).

“Uno de los modelos que más nos conecta con la pasión de Porsche es precisamente el 911 Turbo, un ejemplar que mezcla a la perfección la tradición deportiva de la marca con toda la modernidad, tecnología y exclusividad”, indicó Cristóbal Lüttecke, gerente general de Porsche en Chile, agregando que “con el estreno del Porsche 911 Turbo de nueva generación, estamos extendiendo el legado de un clásico y a la vez conectando con aquellos fanáticos que, sin duda alguna, disfrutarán del rendimiento mejorado de este deportivo por esencia”.

El ícono de la compañía alemana, ganador del premio World Car Performance of the Year 2021, arribó al país en las carrocerías Coupé y Cabriolet, a un precio que va desde US$ 222.900.

Dinamismo sin límites

El nuevo 911 Turbo presenta una serie de mejoras que le permiten incrementar aún más su dinamismo. En el chasis, por ejemplo, existe un aumento en el eje delantero que extendió su ancho de vía en 42 milímetros, permitiendo la incorporación de neumáticos de 255 milímetros de ancho, un perfil de 35 milímetros y llantas de 20 pulgadas.

En la parte posterior, donde se cuenta con un eje direccional, se aumenta el ancho en 10 milímetros, permitiendo que ahora se monten neumáticos de 315 milímetros de ancho, 30 milímetros de perfil y llantas de 21 pulgadas.

Acerca de la carrocería, la marca indica que entrega un diseño más musculoso y que creció 45 milímetros en la zona de las ruedas delanteras, llegando a los 1.840 milímetros, mientras que la parte posterior tiene 1.900 milímetros de ancho (20 milímetros más).

Otra evolución del nuevo 911 Turbo pasa por la aerodinámica activa que controla electrónicamente las rejillas de refrigeración delanteras. Este dispositivo cuenta con un spoiler también activo y agrega un spoiler trasero con mayor capacidad de extensión.

Las tomas de los paneles laterales traseros, otra clásica característica del 911 Turbo, se encargan de aspiran el aire del exterior, mientras que los intercoolers fueron colocados justo debajo del flujo de aire que entra a través de las rejillas del capó del motor, ubicado en la parte posterior.

En el interior incorpora las líneas y trazados típicos de la octava generación del 911 e incluye el Porsche Advanced Cockpit y el Direct Touch Control.

La pantalla central del Porsche Communication Management (PCM) es de 10,9 pulgadas, mientras el listado de equipamientos incluye asientos eléctricos deportivos de 18 posiciones, el paquete Sport Chrono, un volante GT multifunción con levas para el cambio de marchas y un selector para el intercambio de los modos de conducción, así como el sistema de sonido Burmester. Opcionalmente también existe un sinnúmero de alternativas para configurarlo a gusto del cliente.

Por último, a nivel motriz las dos variantes del 911 Turbo que llegan al país se mueven por el renovado motor bóxer de 3.745 centímetros cúbicos, propulsor que aumentó su potencia, entregando ahora 572 Hp, lo que siginifica un aumento de 40 Hp) en comparación a la generación saliente, mientras el par tuvo incremento de 40 Nm, para llegar a 750 Nm.Este actualizado motor se encuentra asociado a una caja de doble embrague (PDK) y ocho velocidades

Tal nivel de potencia que envía a las cuatro ruedas le permite alcanzar una velocidad máxima de 320 km/h. Además, es capaz de mejorar el sprint 0-100 km/h, logrando cruzar los cien metros en 2,8 segundos, dos décimas menos que el registro de su antecesor.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.