Ram 1500 Big Horn: El poder de una variante microhíbrida

La firma norteamericana agrega una nueva versión a su camioneta estrella, dotándola de un motor más pequeño, pero que gracias a tecnología microhíbrida le permite tener mejor consumo sin perder su potencia.




Tuve la oportunidad de manejar la RAM 1500 en Estados Unidos, cuna de las camionetas big size y donde todo, absolutamente todo, está preparado para ellas. En esa ocasión fue la tope de línea Limited, con la que quedaba más que demostrado el gran avance que había tenido esta pick-up entre una generación y la otra.

Pero probarla en Chile es otra cosa. Y en Santiago, más aún. Y si bien quien se compra este tipo de vehículo sabe perfectamente en lo que se está metiendo, no es menor tener que lidiar con los estacionamientos de los supermecados y, para qué decir, con los subterráneos, pues el tamaño de esta camioneta puede ser un pequeño dolor de cabeza.

Pero si a pesar de eso este es el tipo de vehículo que le gusta y le acomoda por mil razones, el que RAM traiga una versión con motor de entrada más pequeña y microhíbrido es su opción.

Esta versión, denominada Big Horn, monta un bloque V6 3.6 , con tecnología “Mild Hybrid”, que agrega asistencia de un motor eléctrico al tren motriz que eroga 305 Hp y 364 Nm + 122 Nm cuando funciona el motor eléctrico, obteniendo un mejor desempeño y menor consumo. Está acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades. Un motor relativamente más pequeño a lo que ofrecen las otras versiones de la 1500 (V8 5.7 de la versión Hemi de gasolina), pero con un ingrediente muy importante en el momento de medirla en consumo: en la prueba me permitió tener un consumo en ciudad de un nada despreciable 8,7 km/l y en manejo en carretera rozó los 12 km/l.

Para los que piensan que se subirán a una camioneta ruidosa, déjenme decirles que no pueden estar más alejados de la realidad. El trabajo que hizo la marca en la insonorización del habitáculo surte efecto.

Ya con la camioneta en marcha, lo primero que nos llama la atención es que tiene bastante buena visibilidad, a pesar del gran capó. Y si el cálculo y la experiencia no lo acompañan, los sensores delanteros y traseros lo ayudarán en cada una de las maniobras necesarias para mover este gran vehículo de más de cinco metros de largo.

Ya en ruta se pueden apreciar todas las mejoras que recibió esta camioneta y que le permitieron ser premiado en Estados Unidos como la camioneta del año.

No solo hay un mejor confort para los pasajeros, disminuyendo considerablemente los efectos rebote gracias a su nuevo sistema de suspensión, que hoy copia mucho mejor las irregularidades del terreno, sino que también a eso se suma una dinámica más segura y estable.

La dirección, siendo bien americana, es también bastante directa, aunque el radio de giro, como supondrá, no es nada de reducido.

El motor va siempre holgado, sin esfuerzo, lo que además se traduce en el ya mencionado buen rendimiento que tiene. Su comportamiento tanto en asfalto como en terrenos más agrestes es notable. Si alguien, además, tenía dudas con las capacidades del motor, la verdad es que este V6 la mueve sin problemas, sintiéndose ágil y olvidándonos de su tamaño, en ningún momento se siente falta de potencia. Su caja está sumamente bien acoplada, lo que hace que manejarla sea realmente un agrado.

A favor

Gran dinámica de conducción y su consumo de combustible la hacen ser un buen ejemplar para quienes buscan una camioneta grande. Alto equipamiento en seguridad.

En contra

Su gran tamaño hace complejo el andar en ciudad y el poder moverse con soltura en algunos espacios reducidos. Se extraña en esta versión un apoyapiés para subirse.

Ficha técnica Ram 1500 Big Horn:

» Motor: 3.6 eTorque

» Potencia: 305 Hp

» Torque: 364 + 122 Nm

» Transmisión: AT 8 vel.

» Tracción: 4x4

» Cons. mixto: 8,7 km/l

» Pantalla: 8,4′'

» Precio: $ 30.990.000 + IVA

Comenta