Robert Wickens, el piloto que quedó parapléjico tras un accidente en la IndyCar, regresa a las carreras

El canadiense sufrió un gravísimo accidente en las 500 Millas de Pocono. Han pasado mil días y Wickens -quien acelerará y frenará con controles manuales- dice que ansía como nunca su redebut a fines de enero en el Circuito de Daytona.




Hace tres años te contamos del increíble accidente de la IndyCar protagonizado por los pilotos James Hinchcliffe, Pietro Fittipaldi, Takuma Sato, Ryan Hunter-Reay y Robert Wickens. Quien sacó la peor parte fue precisamente este último, quien finalmente quedó parapléjico de por vida. Ahora el canadiense sorprende al mundo, luego de haber firmado con Hyundai Motor North America para ponerse al volante de un Hyundai Elantra N TCR que participará en el campeonato de resistencia International Motor Sports Association Michelin Pilot Challenge. El norteamericano alternará la butaca con su compatriota Mark Wilkins, campeón de la última temporada.

“Hoy es un día monumental para el equipo y los fanáticos de Robert Wickens”, dijo Bryan Herta, presidente del equipo Bryan Herta Autosport. “Hemos seguido la rehabilitación de Robert y nos maravilla con su determinación y dedicación, como hace también con sus fans. Anunciar que retornará a la actividad al volante de un Elantra N TCR es verdaderamente increíble. Quiero agradecer a Hyundai por su increíble apoyo y por ayudarnos a construir la senda para que Robert vuelva donde pertenece”, añadió.

En mayo del año pasado Wickens testeó con éxito el Hyundai Veloster N TCR equipado con mandos manuales. Habían pasado 989 días desde que comenzó la rehabilitación que le quitó la movilidad del tren inferior. Hyundai dice que ese mismo día comenzó la cuenta regresiva para que este 28 de enero Wickens largue las 24 Horas de Daytona.

“He pasado un montón de noches pensando y soñando este momento, y ahora con el apoyo de Bryan Herta y Hyundai se ha vuelto realidad”, dijo el piloto. “Estoy más hambriento que nunca, incluso más que antes del accidente, por volver a ganar. Ansío incorporarme de la mejor manera al equipo y tomarle la mano al Elantra N TCR”, sumó.

Robert Wickens fue campeón de Fórmula 2. Debutó en IndyCar en 2018 e hizo la pole position en su primera prueba en la categoría madre norteamericana.

El auto 33 que pilotarán de manera intercalada Wickens y Mark Wilkins cuenta con un sistema de control manual diseñado por el director técnico David Brown y el técnico de desarrollo Jonathan Gormley. El sistema tiene un anillo de metal conectado al pedal de freno que se tira por detrás del volante con los dedos. También detrás del volante hay paletas de acelerador y de paso de marchas. Cuando sube Wilkins al coche, se desactiva automáticamente el control manual y permite el uso de los pedales.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.