Todo lo que tienes que saber de la bocina de tu auto (y nunca te atreviste a preguntar)

Estar en un taco y tocar la bocina por instinto, aunque sabes que nadie va a moverse. Está allí desde siempre y nunca nos preguntamos mucho acerca de su origen y funciones. Aquí te contamos la historia de la bocina.




Seguramente alguna vez escuchaste una versión de “La cucaracha” hecha con la bocina de un auto.

Es que este vital implemento nos acompaña en cada viaje y sirve como herramienta para alertar sobre el peligro y a veces, incluso, para celebrar.

Pero ¿cómo fue que empezamos a incorporarla a nuestros autos?

Durante el siglo XIX la bocina de los autos surgió como una manera de avisar a peatones y otros vehículos de la proximidad de un auto. Antes de su aparición, todos los autos debían ir precedidos de una persona que portaba una bandera o una linterna, si es que se circulaba de noche.

Pero antes de que la bocina como la conocemos hoy, primero se tuvo la idea de instalar una campana que sonaba cada vez que las ruedas completaban una vuelta. También surgió la idea de lanzar bengalas como método de aviso.

Claramente esas ideas no prosperaron, y recién en 1914 se comenzó a implementar una de las bocinas más conocidas, una de accionamiento mecánico, la típica pera unida a un cono ce metal. Ese mismo año, Robert Bosch patentó en Alemania una bocina eléctrica para los autos. Este invento vería la luz de manera definitiva recién en 1921.

Este método de aviso se popularizó y se instaló en diversos tipos de vehículos, pero, dependiendo de las características de este, también se adapta el sonido. Así, no es posible instalar una bocina de camión en el auto, lo mismo sucede al revés.

Si bien en general están reguladas para emitir un sonido que ronda los 105 decibeles a siete metros, hay quienes deciden alterarlas para tener un sonido más intenso, aunque en muchos países esto está penado por ley.

¿Todas las bocinas suenan igual?

La verdad es que al principio la mayoría de estos dispositivos emitían un “Mi bemol”, pero luego de los años 60 se cambió a un “Fa sostenido”, nota que puede ser distinguida más fácilmente entre el tráfico y el ruido de la ciudad.

Si bien no hay un criterio que obligue a una nota específica, la mayoría de las bocinas tienen un sonido diferente por estos días. Algunas son más graves o más agudas, por lo que, hay algunos conductores que pueden reconocer su vehículo solo por esta característica.

¿Mi auto debe tener bocina obligatoriamente?

Todos los vehículos deben contar con algún aparato sonoro según la Ley, cuyas características están claramente definidas. además debe “emitir sonidos monocordes de intensidad moderada” según lo señalado en la ley, por lo que si esta se modifica para una mayor intensidad, esto puede llevar a que el vehículo repruebe la Revisión Técnica.

¿Y si modifico la bocina de todas maneras?

El uso inadecuado de la bocina y no respetar sus restricciones de uso es considerado una falta menos grave, pero de todas maneras es castigada con el pago de una multa.

Así, tocar la bocina en el tráfico, para desquitarte con otro conductor, apoyar manifestaciones o celebrar los goles de tu equipo, puede costarte entre 0,5 y 1 UTM.

¿Dónde puedo tocar la bocina?

De acuerdo con la ley de tránsito chilena, en su artículo 74, el uso de la bocina en zonas urbanas está prohibido salvo para avisar de un peligro inminente, y así evitar un posible accidente de tránsito. Eso sí, no puede hacerse sonar al interior de un túnel.

En el caso de las vías rurales la ley es un poco más permisiva, ya que deja a criterio del conductor el uso de la bocina.

¿Qué vehículos pueden usar la bocina?

En lo que respecta a vehículos de emergencia (o cuando un particular está haciendo las funciones de uno), está permitido tocas la bocina y activar otros elementos sonoros para abrir el paso en caso de urgencia, esto se aplica principalmente a carros de bomberos, policías y ambulancias debidamente identificados.

Comenta