Volvo y otras 26 grandes marcas piden prohibir los autos a combustión

Las empresas firmantes llaman a terminar con la ventas de autos nuevos a gasolina y diésel en Europa a partir de 2035.




Volvo, Coca-Cola, Uber y Enel X son parte de las empresas que acaban de extender una solicitud a la Unión Europea, a través de la cual se pide que a partir de 2035 se prohíba la venta de automóviles con motores de gasolina y diésel en el Viejo Mundo.

En total, son 27 las compañías de diferentes sectores que realizan una llamada conjunta a los legisladores europeos para que fijen ese año como fecha límite para la venta de autos nuevos equipados con motor de combustión.

Según la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E, por sus siglas en inglés), esta petición abierta irá sumando apoyos para la eliminación gradual de los modelos de combustión, con la vista puesta en la revisión de las normativas de emisiones de dióxido de carbono que prepara Bruselas.

Los firmantes creen que una fecha fija enviaría una “clara señal” de inversión a los fabricantes de automóviles, así como a las cadenas de suministro y a los proveedores de infraestructuras, lo que permitiría la descarbonización de la flota.

Las empresas impulsoras de este llamamiento destacan que establecer un objetivo de CO2 de cero gramos por kilómetro en 2035 “consagraría” la eliminación progresiva de los autos a gasolina y diésel, incluyendo los híbridos.

Las empresas que se han adherido a la petición abierta son: Allego, Ample, Arrival, Chargepoint, Coca-Cola European Partners, Electreon, Enel X, EV Box, Fastned, Greenway, Iberdrola, Ikea Retail, LeasePlan, Leclanché, Li-cycle, Lime, Metro, Novamont, Novo Nordisk, SAP Labs in France, Schneider Electric, Sky, Uber, Vattenfall, Verkor, Volvo Cars y Vulcan Energy.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.