Vuelo a ras de suelo: el McLaren Speedtail pulveriza la marca de velocidad del McLaren F1

El hiperdeportivo británico, que hace unos días se batió a duelo con un F-35 de la Real Fuerza Aérea británica, superó en más de 30 ocasiones los 400 km/h en pruebas en Estados Unidos.




Apenas la semana pasada te contamos del particular desafío que llevó adelante el programa Top Gear. El más insigne de los shows televisivos para amantes de los autos puso a un McLaren Speedtail frente a un cazabombardero F-35 de la Royal Air France. El resultado, más que predecible por cierto, fue una victoria del portento aéreo, la máquina más capaz de todos los tiempos. Pero si al Speedtail le ganan por arriba, en tierra firme será difícil encontrarle un rival a la altura y así lo ha dejado claro la marca de Woking, que anunció que su hiperdeportivo de tres plazas (1+2) superó en más de 30 ocasiones los 400 km/h en ensayos privados. ¿Qué es lo especial? Que supera en más de 17 km/h el Récord Guinness del legendario McLaren F1, hasta hoy el auto de motor atmosférico más veloz del planeta.

Tal como detalla McLaren en un comunicado de prensa, estas sendas hazañas tuvieron lugar en el Kennedy Space Center de Florida, Estados Unidos, y, según la propia compañía, los ingenieros británicos no paraban de preguntarse no sin una cuota de orgullo ‘¿Cómo puede el Speedtail ir tan rápido?’.

La respuesta la entregan a renglón seguido. La marca señala que todo se debe a una combinación de atributos, incluyendo la excelencia aerodinámica y el bajo peso del auto. Fundamentales resultan ser las tecnologías eléctricas, al tratarse de un hiperdeportivo híbrido, ya que es aquella fuerza la que, combinada con el motor V8 de 4.0 litros, permite ir desde 0 a 300 km/h en solo 12,8 segundos. En concreto, la fuerza de la electricidad se encarga de suministrar 308 caballos.

La mecánica total del Speedtail -cuyo puesto del conductor se ubica en el centro del chasis, como si se tratara de un avión de combate- produce la suma de 1.040 caballos y un torque de 1.150 Nm. Por supuesto, McLaren recalca que esta mecánica es una evolución de la que impulsó al McLaren P1, el primer híbrido en el mundo de los hiperdeportivos, que debutó en octubre de 2013.

Así, con un reducido peso de 1.430 kilos y una aerodinámica curtida al detalle en el túnel de viento, el McLaren Speedtail se inscribe en el más que exclusivo lote de los autos capaces de romper la barrera de los 400 km/h, un club inaugurado por el Bugatti Veyron hace ya 15 años. Y los británicos no iban a ser menos que sus vecinos de Francia.

Del Speetail solo se fabricarán 106 unidades, cada una de ellas por un valor cercano a los € 2 millones, vale decir, una cifra cercana a los $ 1.600 millones.

Comenta