Acuerdo histórico: Israel suspende anexión parcial de Cisjordania tras pacto con EAU

El Tel Aviv City Hall es iluminado con los colores de la bandera de Emiratos Arabes Unidos.

En un inesperado anuncio, Israel y Emiratos Árabes Unidos acordaron normalizar sus relaciones, en el marco de un acuerdo que tiene como mediador a Donald Trump. “Comienza una nueva era”, dijo Netanyahu.




En lo que ha sido calificado como un acuerdo histórico, Israel y Emiratos Árabes Unidos anunciaron que normalizarán sus relaciones diplomáticas, en un pacto que tiene como mediador a Donald Trump. Esto, a cambio de que Israel detenga toda la anexión de partes de Cisjordania y el Valle del Jordán.

El acuerdo contempla la firma de una serie de pactos bilaterales sobre inversión, turismo, seguridad, tecnología, energía y otras áreas, al mismo tiempo, se tomarán acciones para permitir vuelos directos entre sus países y establecer embajadas recíprocas.

“Comienza una nueva era en las relaciones entre Israel y el mundo árabe”, celebró el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, luego que se diera a conocer el Acuerdo de Abraham.

Los Emiratos se convierten así en el primer Estado árabe del Golfo Pérsico que tendrá vínculos con Israel, ya que entre los países árabes, solo Egipto y Jordania tienen relaciones diplomáticas plenas, desde 1979 y 1994, respectivamente.

El acuerdo es un importante paso para Netanyahu, que enfrenta protestas debido a su gestión del coronavirus y sus problemas de corrupción. Además, porque durante años ha alardeado de que las relaciones bilaterales que su gobierno mantiene con los países árabes son más estrechas de lo que se reconoce públicamente.

En este sentido para los analistas el pacto no fue sorpresivo. “Es una novedad solo para los que no siguen el tema, porque ya hace bastante tiempo que Israel ha mantenido contactos con los países del Golfo, especialmente en el contexto de la disputa con Irán. Así, ha habido muchos contactos entre elementos del gobierno israelí, la sociedad civil israelí con gente de los Emiratos y también participaciones formales de delegaciones israelíes en eventos que han ocurrido en los Emiratos”, dijo a La Tercera, Samuel Feldberg, investigador del centro Dayan de la Universidad de Tel Aviv.

“El momento en que empezaron esas relaciones fue inédito, pero ahora lo que nosotros vemos es una consolidación de un proceso que se formaliza a través de la firma de ese acuerdo de paz y seguramente, como se decía en el pasado, no sabemos quién va a ser el primer el primer país a firmar la paz con Israel, pero el segundo seguramente va a ser Jordania, y efectivamente después de que Egipto firmó la paz con Israel, Jordania vino enseguida y ahora vemos a los Emiratos y eventualmente eso va a pasar con otros países también. Si en algún momento Hezbolá deja de ser un actor importante en Líbano y sube un gobierno moderado puede ser que eso se extienda a Líbano también”, añadió.

En la misma línea, Trump dijo a la prensa en la Oficina Oval que “ahora que se ha roto el hielo, visualizo que otros países árabes y musulmanes seguirán a Emiratos Árabes Unidos”.

La agencia The Associated Press indicó que “el reconocimiento significa un valioso triunfo diplomático para Trump de cara a la elección de noviembre. Sus intentos de poner fin a la guerra en Afganistán no han fructificado, y el proceso de paz entre israelíes y palestinos está estancado”.

El príncipe heredero de Abu Dabi, Mohammed ben Zayed Al-Nahyan, celebró el acuerdo mediante Twitter. “Durante una llamada con el Presidente Trump y el primer ministro Netanyahu, se llegó a un acuerdo para detener una mayor anexión israelí de territorios palestinos”, escribió. “Emiratos Árabes Unidos e Israel también acordaron cooperar y establecer una hoja de ruta para establecer una relación bilateral”, añadió, citado por el diario emiratí The National.

Sin embargo, Netanyahu matizó que la anexión está “postergada”, pero Israel no ha renunciado a llevarla a cabo.

Sobre este tema, el diario The National señala que “no hay límite de tiempo para detener la anexión, pero su objetivo es conducir a una solución negociada final al conflicto de larga duración. El acuerdo no cambia la visión de Emiratos Árabes Unidos sobre el proceso de paz y sigue comprometido con el plan de paz árabe de una solución negociada de dos estados con Jerusalén Oriental como capital de un Estado palestino independiente”.

Reunión de emergencia

Como era de esperar, los líderes palestinos no compartieron el entusiasmo mostrado por Israel y los Emiratos Árabes Unidos. En Ramala, el Presidente palestino Mahmoud Abbas convocó a una reunión de emergencia de la dirigencia para valorar este sorpresivo acuerdo.

“Israel recibió una recompensa por no declarar abiertamente lo que hace ilegal y persistentemente a Palestina desde el inicio de la ocupación”, tuiteó la alta funcionaria palestina Hanan Ashrawi. Añadió que EAU ha declarado públicamente sus “gestiones secretas/normalización con Israel. Por favor no nos hagan favores. ¡No somos la hoja de parra de nadie!”.

Mientras que en Gaza, el movimiento islamista Hamas aseguró que “no ayuda a la causa palestina” y representa un “cheque en blanco” para seguir adelante con “la ocupación” israelí.

“Rechazamos y condenamos este acuerdo. No ayuda a la causa palestina, sino que es visto como la continuación de la negación de los derechos del pueblo palestino”, declaró a France Presse Hazem Qasem, portavoz de Hamas.

El académico de la Universidad de Tel Aviv señaló que tampoco se encuentra sorprendido de que “los palestinos no se pongan contentos con un acuerdo así, porque cuanto más legitimidad Israel obtiene frente a los países árabes sin llegar a un acuerdo con los palestinos menos capacidad de articulación tienen los palestinos para presionar a Israel”. “En principio los palestinos tendrían que estar contentos que la firma de ese acuerdo de paz de alguna manera congela los planes israelíes, por lo menos los planes inmediatos, de anexión de Cisjordania, pero me imagino que los palestinos temen que eso sea solo temporal y una vez que se consoliden las relaciones con los Emiratos y eventualmente otros países árabes se pueda volver a plantear acciones como la propuesta basada en los planes de EE.UU.”.

El plan para Medio Oriente presentado por Trump en enero ofrecía a Israel la posibilidad de anexionarse territorios palestinos de Cisjordania donde se sitúan numerosas colonias, consideradas ilegales por el derecho internacional. La solución de dos Estados, uno israelí y otro palestino con fronteras estables y seguras, no fue mencionada en este plan de Trump para la región.

Embajadora de Israel destaca acuerdo

La embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg manifestó satisfacción por el acuerdo alcanzado entre su país y Emiratos Árabes Unidos y destacó su importancia. “Me alegra profundamente que Israel y Emiratos Árabes hayan establecido relaciones diplomáticas formales. Hace algunos años tuve el honor de ser enviada especial de Israel a Medio Oriente y vi de cerca la amistad y la admiración mutua entre mi país y algunos países del Golfo. Este acuerdo histórico es una prueba más de que el camino del diálogo y de la paz es el correcto”, indicó la representante israelí en Chile en un comunicado enviado a La Tercera.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.