China se apresura a aliviar la sequía y los cortes de energía en medio de una ola de calor récord

Una mujer camina sobre el lecho expuesto del río Yangtze en un día caluroso en Chongqing, el 17 de agosto de 2022. Foto: Reuters

La sequía en toda la cuenca del río Yangtze está "afectando negativamente" el agua potable para la población rural y el ganado. En el caso de la provincia de Sichuan, anunció que racionará el suministro de energía a los hogares, oficinas y centros comerciales. La ola de calor de China ha durado 64 días, lo que la convierte en la más larga desde que comenzaron los registros, en 1961.


China se esfuerza por aliviar la escasez de energía y llevar más agua a la cuenca del río Yangtze, afectada por la sequía, mientras lucha contra una ola de calor sin precedentes mediante el despliegue de fondos de ayuda, la siembra de nubes y el desarrollo de nuevas fuentes de suministro.

Durante más de dos meses, las temperaturas abrasadoras han interrumpido el crecimiento de los cultivos, amenazado al ganado y obligado a cerrar las industrias en las regiones del suroeste que dependen de la energía hidroeléctrica para garantizar el suministro de electricidad a los hogares.

China ha advertido en repetidas ocasiones que se enfrenta a una proliferación de fenómenos meteorológicos extremos en los próximos años, mientras trata de adaptarse al cambio climático y al aumento de la temperatura que probablemente sea más grave que en otros lugares.

Vista de un muelle en el lecho seco del río Yangtze, en el condado de Yunyang, en el municipio de Chongqing, el 16 de agosto de 2022. Foto: AP

Es probable que el calor extremo actual se deba a un “caso especial” de alta presión de un nivel alto subtropical del Pacífico occidental que se extiende por gran parte de Asia, dijo Cai Wenju, investigador del instituto nacional de investigación científica de Australia, CSIRO.

El miércoles, la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, dijo que racionaría el suministro de energía a los hogares, oficinas y centros comerciales, después de haber ordenado a los productores de fertilizantes y metales que consumen mucha energía que reduzcan sus operaciones.

En lo que parece ser un llamado oficial para reducir el uso de electricidad, se pidió a las oficinas gubernamentales que configuraran los acondicionadores de aire a no menos de 26 grados centígrados y usaran más escaleras en lugar de ascensores, informó el Sichuan Daily, administrado por el gobierno provincial.

Se suspenderán las fuentes, los espectáculos de luces y las actividades comerciales después del anochecer, agregó.

Una vista aérea muestra el bajo nivel de agua en el río Yangtze en medio de una advertencia de ola de calor en Wuhan, provincia de Hubei, el 15 de agosto de 2022. Foto: Reuters

La escasez de energía también ha llevado a varias empresas en la extensa región de Chongqing, fronteriza con Sichuan, a decir que suspenderían la producción.

El viceprimer ministro chino, Han Zheng, visitó State Grid Corporation el miércoles y dijo que se necesitaban más esfuerzos para garantizar el suministro de energía para los residentes y las industrias clave, y para evitar cortes de energía, según un informe de los medios estatales.

China debe acelerar la construcción de proyectos clave, mejorar la gestión de la carga de energía y promover la operación conjunta de la energía del carbón y la energía renovable, dijo Han.

Temperaturas elevadas

La energía hidroeléctrica representa aproximadamente el 80% de la capacidad energética de Sichuan, pero la disminución de los flujos de agua en el Yangtze y sus afluentes provocó una lucha para satisfacer la creciente demanda de aire acondicionado a medida que las temperaturas subían a 40°C y más.

La precipitación promedio en Sichuan es un 51% menor que la de años anteriores, según la agencia estatal de noticias Xinhua, que citó a la sucursal provincial de State Grid.

Un niño se baña en un balde para refrescarse en medio de una advertencia de ola de calor en el condado de Huayuan, provincia de Hunan, el 15 de agosto de 2022. Foto: Reuters

Algunos embalses se han secado, luego de que el agua de los principales ríos se redujera a la mitad, dijo.

La sequía en toda la cuenca del río Yangtze también está “afectando negativamente” el agua potable para la población rural y el ganado, así como el crecimiento de los cultivos, indicó el Ministerio de Recursos Hídricos en un aviso.

Instó a las regiones afectadas por la sequía a hacer planes para mantener el suministro de agua con pasos como la transferencia temporal de agua, el desarrollo de nuevas fuentes y la extensión de las redes de tuberías.

Para impulsar los suministros aguas abajo, el proyecto hidroeléctrico más grande de China, la presa de las Tres Gargantas, aumentará las descargas de agua en 500 millones de metros cúbicos durante los próximos 10 días, dijo el martes. Los flujos de agua allí esta semana fueron aproximadamente la mitad de los del año anterior.

Parte del ganado de las áreas afectadas por la sequía había sido trasladado temporalmente a otro lugar, dijo el Ministerio de Finanzas esta semana, prometiendo una ayuda por desastre de 300 millones de yuanes (44,3 millones de dólares).

Un hombre con mascarilla camina por una calle en medio de una advertencia de ola de calor en Shanghai, el 13 de julio de 2022. Foto: Reuters

El miércoles, la provincia central de Hubei se convirtió en la última en revelar un esfuerzo para inducir la lluvia, enviando aviones para disparar el yoduro de plata químico a las nubes.

Otras regiones en el Yangtze también han lanzado programas de “siembra de nubes”, pero debido a que la capa de nubes es demasiado delgada, las operaciones en algunas áreas secas se han mantenido en espera.

La ola de calor de China ha durado 64 días, lo que la convierte en la más larga desde que comenzaron los registros completos en 1961, dijeron los medios estatales, citando datos del Centro Nacional del Clima.

Hasta 262 estaciones meteorológicas han registrado temperaturas de 40°C y superiores, también la cifra más alta. Ocho han visto 44°C.

Las altas temperaturas persistirán hasta el 26 de agosto en la cuenca de Sichuan y gran parte del centro de China, pronostica el centro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.