El gabinete de Liz Truss es el primero de Gran Bretaña sin un hombre blanco en los cargos principales

Un hombre pasa junto a una imagen de la nueva primera ministra británica Liz Truss al costado de un bus de protesta que pide una asamblea de ciudadanos, estacionado en el centro de Londres, el 7 de septiembre de 2022. Foto; Reuters

La nueva primera ministra británica nombró a Kwasi Kwarteng, cuyos padres vinieron de Ghana en la década de 1960, como el primer ministro de Finanzas negro de Gran Bretaña, mientras que James Cleverly es el primer ministro de Relaciones Exteriores negro.


La nueva primera ministra británica, Liz Truss, ha seleccionado un gabinete en el que por primera vez un hombre blanco no ocupará uno de los cuatro cargos ministeriales más importantes del país.

Truss nombró a Kwasi Kwarteng, cuyos padres vinieron de Ghana en la década de 1960, como el primer ministro de Finanzas negro de Gran Bretaña, mientras que James Cleverly es el primer ministro de Relaciones Exteriores negro.

Cleverly, cuya madre proviene de Sierra Leona y cuyo padre es blanco, ha hablado en el pasado sobre haber sido intimidado cuando era un niño mestizo y ha dicho que el partido necesita hacer más para atraer votantes negros.

Kwasi Kwarteng, cuyos padres vinieron de Ghana en la década de 1960, es el primer ministro de Finanzas negro de Gran Bretaña. Foto: Reuters

Suella Braverman, cuyos padres llegaron a Gran Bretaña desde Kenia y Mauricio hace seis décadas, sucede a Priti Patel como la segunda ministra del Interior de minoría étnica, donde será responsable de la policía y la inmigración.

La creciente diversidad se debe en parte a un impulso del Partido Conservador en los últimos años para presentar un conjunto más variado de candidatos para el Parlamento.

Los gobiernos británicos hasta hace unas décadas han estado compuestos en su mayoría por hombres blancos. Gran Bretaña tardó hasta 2002 en nombrar a su primer ministro del gabinete de minorías étnicas cuando Paul Boateng fue nombrado secretario en jefe del Tesoro.

Rishi Sunak, cuyos padres procedían de la India, fue el antecesor de Kwarteng en el puesto de Finanzas y subcampeón en la contienda con Truss por el liderazgo del Partido Conservador.

El secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, James Cleverly, llega a Downing Street en Londres, el 7 de septiembre de 2022. Foto: AP

“La política ha marcado el ritmo. Ahora tratamos esta diversidad como algo normal”, dijo Sunder Katwala, director del grupo de expertos no partidista British Future, que se enfoca en la migración y la identidad. “El ritmo del cambio es extraordinario”.

Sin embargo, los rangos superiores de los negocios, el Poder Judicial, el servicio civil y el Ejército siguen siendo predominantemente blancos.

Y a pesar de la campaña de diversidad del partido, solo una cuarta parte de los miembros conservadores del Parlamento son mujeres y el 6% provienen de minorías.

Historial récord

Sin embargo, los conservadores tienen el mejor historial de récords políticos entre los principales partidos, incluido el nombramiento del primer judío como primer ministro, con Benjamin Disraeli en 1868.

Esto a pesar de que es mucho más probable que los votantes de las minorías étnicas respalden al opositor Partido Laborista y que el partido gobernante ha enfrentado acusaciones de racismo, misoginia e islamofobia.

La ministra del Interior de Gran Bretaña, Suella Braverman, sale del número 10 de Downing Street en Londres después de la primera reunión de gabinete, el 7 de septiembre de 2022. Foto: AP

El exprimer ministro Boris Johnson se disculpó en 2019 por describir a las mujeres musulmanas que vestían burkas como buzones.

Los conservadores han elegido a las tres primeras ministras de Gran Bretaña, Margaret Thatcher, Theresa May y ahora Truss. El primer legislador de ascendencia asiática, Mancherjee Bhownaggree en 1895, también provenía de los conservadores.

Johnson reunió al gabinete más joven y con mayor diversidad étnica de la historia cuando fue elegido primer ministro en 2019. Sus tres ministros de Finanzas incluían a dos hombres de origen sudasiático y uno de origen kurdo.

Los cambios siguieron a un esfuerzo de años del exlíder y primer ministro David Cameron.

Cuando asumió el cargo en 2005, el partido tenía solo dos miembros de minorías étnicas en el Parlamento de 196, y se propuso asegurarse de que su partido se pareciera más a la Gran Bretaña moderna que esperaba liderar.

Liz Truss mira a Rishi Sunak en el Centro Queen Elizabeth II en Londres, el 5 de septiembre de 2022. Foto: AP

Al año siguiente, Cameron presentó una lista prioritaria de candidatas mujeres y de minorías para ser seleccionadas, muchas de ellas para escaños seguros en la Cámara de los Comunes. Truss fue una de las beneficiadas con esta medida.

“Una parte clave para garantizar la fuerza y la resiliencia de cualquier grupo, incluido un partido político, es evitar que todos piensen y actúen de la misma manera: evitar el pensamiento grupal”, dijo James Arbuthnot, miembro del comité de candidatos de la junta del partido cuando Cameron introdujo los cambios.

Pero Kwarteng ha minimizado la importancia de su origen étnico. Ha dicho que, aunque experimentó insultos racistas en los años 80, no se ve a sí mismo como un símbolo de nadie más que de sus electores en Spelthorne, que limita con los suburbios del suroeste de Londres.

“De hecho, creo que no es gran cosa”, dijo después de ser designado como el primer ministro conservador negro de alto rango. “Creo que una vez que has aclarado el punto, no creo que sea algo que surja tanto”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.