El Salvador: Bachelet advierte que destitución de fiscal general y otras autoridades “debilita profundamente el Estado de derecho”

Foto: AFP

La Alta Comisionada para los DD.HH. de la ONU afirmó que el método usado para cesar a todos los jueces de la Corte Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general “no cumplió con los estándares requeridos sobre el debido proceso".




La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió este martes que la destitución sin el debido proceso de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y del fiscal general de El Salvador por parte de la Asamblea Legislativa debilitan la democracia y el Estado de derecho.

“La separación de poderes es la piedra angular de cualquier democracia. Debilitar el control que uno ejerce sobre el otro provoca la erosión de los pilares del estado de derecho y, por ende, del sistema democrático de un país”, afirmó Bachelet.

La Asamblea Legislativa destituyó el pasado sábado a todos los miembros de la Corte Suprema de Justicia argumentando que éstos actuaron de modo inconstitucional al fallar en contra de las decisiones tomadas por el ministerio de Sanidad en relación con la pandemia de la Covid-19.

Además, cesaron al fiscal general de la nación centroamericana. Tras ambos despidos, en las horas siguientes se procedió a su substitución.

Bachelet recordó que, según las normas y estándares internacionales de derechos humanos, “los jueces solo pueden ser substituidos en caso de faltas graves de conducta o de incompetencia, de acuerdo con un procedimiento justo que asegure la objetividad y la imparcialidad establecida en la constitución o la ley”, refiriéndose al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que El Salvador ha ratificado.

La Alta Comisionada afirmó que el método usado para cesar a todos los jueces de la Corte Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general “no cumplió con los estándares requeridos sobre el debido proceso, lo que es una infracción de la ley internacional de derechos humanos y un ataque directo a la independencia judicial, clave para el funcionamiento democrático”.

Añadió que “los jueces y fiscales deben ser protegidos de interferencias inapropiadas y de intimidación” y recordó que tanto el poder legislativo como el ejecutivo deben acatar las resoluciones judiciales “sean éstas de su agrado o no”

“Lamentablemente, lo que vemos en El Salvador es la profundización de una alarmante tendencia hacia la concentración de poderes. Quiero recordar a todas las autoridades estatales la necesidad de cumplir con sus obligaciones de derecho internacional para restaurar el Estado de Derecho y la separación de poderes”, concluyó Bachelet.

Secretario General llama a respetar la constitución y la separación de poderes

Por su parte, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, “tomó nota” de las preocupaciones expresadas sobre los procedimientos utilizados en la destitución de los miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y su impacto en los mecanismos de control en El Salvador.

Durante su encuentro diario con la prensa, el portavoz Guterres llamó “a respetar las disposiciones constitucionales, el estado de derecho y la división de poderes, con miras a preservar el progreso democrático alcanzado por el pueblo salvadoreño desde la firma del acuerdo de paz”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.