Estados Unidos dice que se acaba el tiempo para el retorno al acuerdo nuclear, aunque descarta que sea un ultimátum

La bandera de Irán flamea en el cuartel general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, en Viena. Foto: Reuters

Según remarcaron se encuentran “en la recta final”, ya que las conversaciones “no pueden durar para siempre”.




Estados Unidos considera que tras las últimas tres semanas de conversaciones en Viena para el retorno al acuerdo nuclear con Irán se está acabando el tiempo, aunque asegura que no es un ultimátum, y ha recalcado que el país “está acortando la línea de tiempo” de manera “extremadamente peligrosa”.

“Irán está acortando el cronograma (...) de maneras que son extremadamente peligrosas, y sin la visibilidad que tenía el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Es muy desafortunado. No deberíamos estar en esta situación. Estamos haciendo todo lo posible para volver a donde deberíamos haber estado”, ha dicho un alto funcionario estadounidense.

En este sentido, ha remarcado que se encuentran “en la recta final”, ya que las conversaciones “no pueden durar para siempre” por los “avances nucleares de Irán”: “Esto no es una predicción. No es una amenaza. No es un plazo artificial. Es solo un requisito que hemos transmitido indirectamente a Irán y a todos nuestros socios”.

Tras esas semanas de negociaciones, ha dicho que “lamentablemente” no será posible volver al acuerdo nuclear “y recuperar los beneficios de no proliferación que nos brindó el acuerdo”, aunque ha remarcado que no es “un ultimátum”.

“Hemos estado en esto durante aproximadamente 10 meses, y la última vez que estuvimos en Viena, las negociaciones en enero estuvieron entre las más intensas que hemos tenido hasta la fecha. Y logramos avances al reducir la lista de diferencias”, ha recalcado, según recoge un comunicado del Departamento de Estado.

En este sentido, el alto funcionario estadounidense ha subrayado que “es el momento de las decisiones políticas”: “Sabremos más temprano que tarde si estamos de vuelta en el acuerdo nuclear y si Irán está de vuelta en la implementación total de sus obligaciones o si vamos a tener que enfrentar una situación diferente, una realidad de crecientes tensiones y crisis”.

Sobre el tema de las conversaciones directas, ha resaltado que Estados Unidos “no está pidiendo a Irán un favor”, ya que en caso de hablar “es su decisión”.

“Si nuestro objetivo es llegar a un entendimiento rápidamente, que es lo que debemos hacer, y evitar malentendidos y evitar falta de comunicación y asegurarse de que ambas partes sepan exactamente en qué se están metiendo, la forma óptima de hacerlo en cualquier negociación es que las partes que tienen más en juego se reúnan directamente”, ha subrayado.

“Creo que hemos dejado claro desde el principio que estamos preparados para hacer lo que sea necesario en términos de levantar esas sanciones que son inconsistentes con el acuerdo nuclear”, ha zanjado sobre este tema.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.