Gobierno argentino anuncia alza del 40% en transporte público de Buenos Aires en medio de advertencias de estallido social

Organizaciones sociales, desempleados y trabajadores informales protestan y marchan hacia la Casa Rosada, para reclamar ayuda financiera, el 14 de julio de 2022. Foto: Reuters

Tras las manifestaciones del miércoles en el país, el líder piquetero Juan Grabois dijo que "prefería hablar ahora y no cuando empiecen los saqueos". Y no dudó en afirmar que revuelta podría darse en "semanas o meses".


En plena alza del dólar blue, el Presidente argentino, Alberto Fernández, aseguró el miércoles que “para los que están preocupados, ni la obra pública ni la vivienda se va a paralizar por nada”. Durante un acto de entrega de viviendas en Avellaneda, el mandatario reconoció que “son momentos muy difíciles en el mundo”, pero se mostró optimista. “Me acordé que en campaña dije algo que sigo creyendo: mi mayor anhelo no es ser el mejor presidente, sino ser el presidente del mejor país del mundo. Eso es lo que sueño. Sé que tengo que poner mi mayor esfuerzo y luchar contra los que especulan y hacen las cosas más difíciles”, afirmó.

Pero ese mismo día, organizaciones sociales se manifestaron en distintas rutas de las afueras de Buenos Aires y varias provincias del país en reclamo de un salario universal para desempleados y trabajadores cuyos ingresos no logran contrarrestar la acelerada inflación. A la cabeza de esas manifestaciones estuvo Juan Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

Dirigente de la Unión Trabajadores de la Economía Popular (Utep), cuya afinidad con el gobierno de Fernández se ha resquebrajando en los últimos meses, Grabois se mostró crítico con la Casa Rosada durante la jornada de protestas, durante la cual exigió un salario básico universal para siete millones de pobres e indigentes.

“Que el presidente cumpla su promesa cuando ganó las elecciones, que fue empezar por los que están últimos… Muchos estamos muy decepcionados y todavía tenemos alguna esperanza de que se le ablande el corazón y tome la medida que tiene que tomar”, dijo el líder piquetero durante un acto debajo del Puente Pueyrredón, que une la ciudad de Buenos Aires con Avellaneda.

Cristina Kirchner junto a Juan Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos.

Montado sobre un camión con parlantes que ofició de escenario, Grabois cerró su interpelación a Fernández sin bajar el tono, casi desencajado. “¿Para qué te pusimos ahí? ¡Para que haya menos pobreza, no para que haya más! ¡Es matemática, hermano! ¡Y si no te gusta el salario universal, inventá otra cosa, traé una propuesta mejor!”, bramó. El corolario de la frase fue la invocación a la “sangre en la calle”, según consignó el diario La Nación.

Pero su llamado a Fernández durante las manifestaciones no fue suficiente para Grabois. Redoblando su apuesta, el líder del MTE mandó una advertencia clara al gobierno en una entrevista televisiva emitida la noche del miércoles en el programa Hagan Algo de C5N: “Prefiero hablar ahora y no cuando empiecen los saqueos”. Y no dudó en afirmar que el estallido social podría darse en “semanas o meses”.

“Los gobiernos que se fueron indecorosamente cayeron por estallidos sociales”, sostuvo Grabois, quien agregó que “para que haya estabilidad política tiene que haber estabilidad económica, y para que haya estabilidad económica tiene que haber estabilidad social. Esto lo decía Evo Morales”. En ese sentido, afirmó que “no hay forma de que exista estabilidad social con estos niveles crecientes de pobreza y la falta de reacción con medidas sociales del gobierno”.

Desde la oposición, la advertencia de Grabois encontró rápida respuesta. El alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, calificó este jueves como “irresponsables” sus dichos. “Es una gran irresponsabilidad ese tipo de declaraciones. Es un momento en que los dirigentes tenemos que ayudar a la gente y bajar el nivel de angustia”, reflexionó al respecto el jefe de gobierno porteño. “Ya la gente tiene un nivel de incertidumbre enorme. Y declaraciones como esas no ayudan nada”, agregó.

Pero desde el kirchnerismo surgieron voces críticas con la administración de Fernández. En su editorial de su programa radial La Mañana, el periodista Víctor Hugo Morales criticó este jueves la falta de acción del gobierno nacional para combatir a los grupos que “especulan” en un contexto de crisis. “Alberto Fernández dice que hay que luchar contra los que especulan. Y uno tiene que advertirle que es demasiado tarde. Se llegó a una situación crítica”, lanzó.

El Presidente de Argentina, Alberto Fernández, habla por teléfono durante una cumbre del bloque comercial Mercosur en Luque, Paraguay, el 21 de julio de 2022. Foto: AP

En medio de este escenario, el gobierno decidió aplicar un alza del 40% en los precios de los pasajes del transporte público del área metropolitana de Buenos Aires luego de una consulta no vinculante a la ciudadanía, según se informó este jueves en el Boletín Oficial.

El valor de los pasajes del transporte se encontraba congelado desde 2019 en medio de una fuerte escalada inflacionaria durante ese período. Este año el alza en el índice de los precios al consumidor podría superar el 80% según estimaciones privadas citadas por Reuters.

Tras el aumento que se aplicará a partir de agosto, el pasaje mínimo de colectivos pasará a costar 25,20 pesos (0,19 dólares), desde los 18 pesos (0,14 dólares) actuales, mientras que también se ajustarán las tarifas de trenes y subterráneos. Una resolución publicada en el Boletín Oficial aclara que se mantendrán beneficios sociales para ciudadanos de limitados recursos.

Los cambios de las tarifas buscan reducir los cuantiosos subsidios al transporte de pasajeros con el objetivo de recortar el déficit fiscal que golpea las cuentas del país en medio de una crisis financiera.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.