Japón dice que se presume que satélite norcoreano que sobrevoló su espacio aéreo “se separó en varias partes”

En la televisión de Corea del Sur se siguió con atención el lanzamiento del satélite espía norcoreano. Foto: AP

Tokio presentó una “enérgica condena” contra Corea del Norte por el fallido lanzamiento del artefacto espacial militar, al tiempo que ha advertido que este tipo de acciones constituyen “un grave desafío para la comunidad internacional” en su conjunto.


El Gobierno japonés informó de que se presume que el satélite de vigilancia que Corea del Norte ha intentado poner en órbita este jueves “se separó en varias partes y todas cayeron fuera de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Japón”, pese a que el artefacto sobrevoló el espacio aéreo de Okinawa, la isla más septentrional del archipiélago.

Las autoridades niponas han comunicado que utilizarán los servicios de alertas para transmitir información al público sobre los controles de seguridad en las zonas que se presuponen afectadas, aunque no se han notificado daños en aeronaves o embarcaciones por el momento.

Tokio ha presentado una “enérgica condena” contra Corea del Norte, al tiempo que ha advertido que este tipo de acciones constituyen “un grave desafío para la comunidad internacional” en su conjunto, que, como lo recuerda, ha pedido repetidamente a Pyongyang que “cumpla plenamente” con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

“En este contexto, es sumamente lamentable que Corea del Norte haya vuelto a realizar un lanzamiento que violó las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, especialmente uno que sobrevoló el archipiélago japonés”, reza un comunicado del secretario en jefe del gabinete, Hirokazu Matsuno.

En este sentido, ha denunciado que Corea del Norte ha “lanzado repetidamente misiles balísticos” y “esta serie de acciones provocativas” que “suponen una amenaza aún más grave e inminente para la seguridad de Japón”.

Por ello, ha instado “una vez más” al Gobierno norcoreano a implementar “inmediata y plenamente las resoluciones pertinente del Consejo de Seguridad de la ONU y a tomar medidas concretas para la resolución integral de cuestiones pendientes de preocupación, como los secuestros y las cuestiones nucleares”.

El régimen de Corea del Norte había reconocido minutos ante el fracaso de su satélite de vigilancia, al igual que ocurrió hace casi tres meses, por lo que ha adelantado que habrá una tercera tentativa en los próximos meses.

Las autoridades norcoreanas han informado de un “error” en la tercera fase del despegue, en el que se ha tratado de poner en órbita el satélite ‘Malligyong-1′ mediante la utilización de un cohete, según la nota divulgada por la agencia de noticias oficial KCNA.

Tanto las autoridades surcoreanas como las niponas habían expresado en los últimos días su preocupación ante un inminente desafío armamentístico, en la medida en que Pyongyang no había ocultado su malestar por el inicio de maniobras conjuntas en la zona y por el encuentro a tres bandas en Camp David entre los principales líderes de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.