Promesas de Trump: Cuánto ha cumplido y cuánto no desde su campaña en 2016

Donald-Trump

Foto: EFE

El crecimiento económico, la deuda federal, el muro fronterizo y los impuestos fueron promesas del presidente de Estados Unidos antes de llegar a la Casa Blanca, sin embargo estas -ad portas de las elecciones- no han sido llevadas a cabo en su totalidad.


El presidente Donald Trump ha cumplido algunas promesas que hizo en su primera campaña en 2016 como reducir las regulaciones, renegociar acuerdos comerciales y donar su salario. Pero en muchas áreas críticas, no ha cumplido con su palabra. A continuación, algunos casos donde la retórica no ha coincidido con la realidad.

Crecimiento económico: Con la llegada de Donald Trump, se anunciaba que la economía crecería a una tasa sostenible de "al menos 3,5% o 4%". Sin embargo, el crecimiento ha seguido en gran medida la misma tendencia de la era de Barack Obama. El producto interno bruto creció 2,4% en el primer año de Trump, 2,9% en 2018 y 2,3% el año pasado. Los incrementos significan que la economía está mejorando, pero no tan rápido como prometió el republicano.

Deuda federal: Una vez que el magnate declaró su candidatura, lo primero que dijo fue que "reduciría nuestra deuda de 18 billones" y más tarde prometió no solo equilibrar el presupuesto, sino pagar toda la deuda nacional. Pese a la declaración, sucedió todo lo contrario: el déficit presupuestario aumentó 19% en los primeros cuatro meses de este año respecto del mismo período del año anterior.

Ahora, Estados Unidos va camino a registrar su primer déficit de 1 billón de dólares desde 2012. La deuda nacional es ahora más de 23 billones.

El muro fronterizo: En junio de 2015, Trump prometió construir un gran muro en la frontera sur y hacer que México pagara por él. Aunque el mandatario haya declarado aquello, esto nunca se llevó a cabo, México no se encuentra pagando por el muro, y en cambio, el presidente está desviando dinero de proyectos de construcción militar y echando mano de recursos utilizados en la lucha antidrogas para pagar la construcción del muro.

Impuestos: La promesa de que subirían los impuestos para los más acaudalados. Lo que realmente sucedió fue lo opuesto: los impuestos para los más ricos bajaron y no subieron en la gran mayoría de los casos.

La tasa impositiva máxima sobre los ingresos cayó del 39,6% al 37% gracias a la reforma tributaria impulsada por los republicanos. Las personas que ganan entre 50.000 y 100.000 dólares anuales obtuvieron un recorte de 1.000 dólares de sus impuestos sobre la renta.

Comenta