Los cierres tras el regreso a clases en Europa

Una clase a la mitad de su capacidad en York Suburban High School en Pennsylvania, EE.UU.

La segunda ola ha mostrado sus primeras consecuencias a causa del virus: 19 escuelas cerradas en Francia, 49 en Alemania y 75 en Italia, justo en el inicio del nuevo año escolar.




El inicio del año escolar en septiembre ha traído enormes presiones y desafíos en la mayoría de los países del hemisferio norte, al tratar de asegurar clases presenciales en medio de la pandemia por coronavirus. De hecho, en Estados Unidos aún se debate sobre la mejor forma para reabrir las escuelas, puesto que en la mayoría de los estados las clases siguen siendo virtuales.

La insistencia del gobierno estadounidense de reabrir las escuelas ha llegado a tal punto que, según reveló The New York Times, altos funcionarios de la Casa Blanca presionaron a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) durante el verano para mostrar una disminución en el riesgo de enviar a los niños de regreso a la escuela.

De entre los principales distritos escolares del país, solo Nueva York ha reabierto de modo presencial, al tiempo que en Los Angeles y las Escuelas Públicas de Chicago abrieron de forma remota.

Estudiantes llegan a clases presenciales este martes 29 de septiembre de 2020 en Nueva York. Foto: AP

Mientras EE.UU. sigue en el debate, Europa decidió lanzarse a la reapertura presencial de las escuelas desde fines de agosto, lo que ha permitido a esta altura cuantificar el riesgo y las consecuencias del regreso presencial a clases.

Alemania fue de los primeros países en comenzar sus clases, a mediados de agosto. A la fecha, el país promedia 1.867 casos diarios en los últimos siete días, al tiempo que las autoridades sanitarias han calificado la vuelta a clases como exitosa.

Según el diario alemán Die Welt, al menos 49 escuelas han estado completamente cerradas desde las vacaciones de verano, de un total de 30.000 en todo el país. Eso sí, el medio advierte que esta baja tasa no cambia el hecho de que es probable que el número real de cierres de escuelas sea un poco mayor, puesto que los ministerios de Baviera y del estado más poblado de Renania del Norte-Westfalia no tienen cifras acumuladas de las últimas semanas.

El director de un colegio en Hanau, Alemania, recibe a alumnos. Foto: Reuters

La Asociación de Profesores Alemanes estima que alrededor de 700 escuelas en Alemania se ven actualmente afectadas por cierres parciales o completos.

En Francia, las cifras de escuelas y aulas cerradas han sido compartidas públicamente por el Ministerio de Educación cada semana. Hasta el viernes pasado, es decir, tres semanas después del primer día de clases el 1 de septiembre, 19 establecimientos escolares estaban cerrados de un total de 60.000 y 1.152 clases estaban suspendidas (de 528.000) por algún caso positivo de Covid-19. Eso sí, a solo cuatro días de la reapertura escolar, 22 centros fueron cerrados.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, ha detallado que el cierre se determina “si hay más de tres casos de Covid-19”.

Francia, que la semana pasada superó la barrera de los 16.000 casos diarios, también lleva un recuento de los niños y profesores contagiados en el entorno escolar, con 5.612 contagios totales entre alumnos y 1.153 entre profesores.

Inglaterra, España e Italia

De acuerdo con el último informe publicado este martes por el Departamento de Educación de Inglaterra, el número de escuelas en ese país afectadas por brotes de coronavirus ha ido en aumento, siendo las escuelas secundarias las más comprometidas. Si bien el 93% de las escuelas estaban completamente abiertas, la proporción de colegios que no estaban totalmente abiertos, debido a casos sospechosos o confirmados, aumentó al 6% la semana pasada, en comparación con el 4% la semana anterior. Eso equivaldría a más de 1.000 escuelas públicas en toda Inglaterra, según The Guardian. Se estima que a fines de la semana pasada cerca de 40 escuelas estaban completamente cerradas.

Una profesora da clases en Mungia, España. Foto: Reuters

Por otro lado, más de 500 escuelas secundarias se han visto afectadas por brotes del virus, es decir, una de cada seis. Eso sí, las ausencias de los alumnos se han mantenido sin cambios con respecto a años anteriores en el 88% de todas las escuelas.

España tuvo un inicio del año escolar escalonado por regiones, justo cuando el país registraba más de 9 mil casos diarios. El jueves pasado, la ministra de Educación, Isabel Celaá, y el ministro de Salud, Salvador Illa, dieron a conocer algunos datos del regreso a clases: hasta la semana pasada eran 1.852 las aulas en cuarentena de un total de 386.214 (0,7%). Madrid lideraba la lista de clases cerradas, con al menos 832 aulas en cuarentena hasta el miércoles pasado.

El Sindicato de Trabajadores de Enseñanza de España (STES), por su parte, ha estimado que hay 116 colegios e institutos y 563 aulas cerradas en todo el país.

El 14 de septiembre fue el turno de Italia, que dio la bienvenida a sus alumnos tras seis meses de cierre. Según informó el viernes el diario Il Sole 24 Ore, dos semanas después de la reapertura de las escuelas, 75 centros educacionales fueron cerrados por brotes de Covid-19 y 417 establecimientos estaban con alguna clase de cuarentena.

La región con más colegios afectados es Lombardía, la misma que recibió la peor parte de la pandemia en el país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.