Manifestantes rompen bloqueo policial antes de actos a favor de Bolsonaro en Brasilia

Partidarios de Bolsonaro ya se reúnen para las manifestaciones de este martes. Foto: AP

A bordo de camiones y otros vehículos, cientos de manifestantes que ya se encontraban en la capital para participar de los actos de este martes rompieron barreras de contención e ingresaron por la avenida que conduce al Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF), que estaba cerrada al tránsito como medida de seguridad, según la policía del Distrito Federal. El rumbo que tomarán las movilizaciones es incierto y ha acaparado el debate público en Brasil, inclusive con alertas para evitar algo similar a la invasión en enero pasado del Capitolio de Estados Unidos por partidarios del entonces presidente Donald Trump.




Manifestantes favorables al presidente Jair Bolsonaro avanzaron el lunes por la noche sobre un bloqueo policial en el centro de Brasilia, informó la policía, en vísperas de masivas manifestaciones que mantienen en vilo al país.

A bordo de camiones y otros vehículos, cientos de manifestantes que ya se encontraban en la capital para participar de los actos de este martes “rompieron barreras de contención” e ingresaron por la avenida que conduce al Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF), que estaba cerrada al tránsito como medida de seguridad, según la policía del Distrito Federal.

En videos publicados en las redes sociales y replicados por los medios locales puede verse una pequeña caravana de automóviles y camiones ingresando a la Explanada de los Ministerios, aplaudidos por manifestantes a pie que agitan banderas de Brasil: “¡Acabamos de invadir! La policía no pudo contener al pueblo! Y mañana vamos a invadir el STF”, grita uno de ellos.

La policía informó que continuaba en el lugar “para restablecer la situación”; según imágenes de CNN Brasil, la situación lucía controlada.

El gobierno del Distrito Federal prevé un operativo con 5.000 policías para proteger los edificios públicos y evitar desmanes este martes, Día de la Independencia, teniendo en cuenta que grupos opositores también convocaron protestas.

Con su popularidad en declive, Bolsonaro confía en movilizar masivamente a sus bases, en especial en Brasilia y Sao Paulo, donde está prevista su participación.

El rumbo que tomarán las movilizaciones es incierto y ha acaparado el debate público en Brasil, inclusive con alertas para evitar algo similar a la invasión en enero pasado del Capitolio de Estados Unidos por partidarios del entonces presidente Donald Trump.

Bolsonaro afirmó en los últimos días que espera movilizaciones multitudinarias para enviar un “ultimátum” a los jueces de la corte suprema que abrieron varias investigaciones contra él y su entorno, entre otras cosas por difundir informaciones falsas.

A pesar de afirmar que el objetivo de las marchas es defender la “libertad”, muchos de los manifestantes que apoyan a Bolsonaro y que se organizaron mediante las redes sociales prevén enarbolar eslóganes en favor de ataques a las instituciones democráticas.

Algunos incluso piden una “intervención militar” comandada por Bolsonaro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.