Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de Argentina: “El gran desafío de los próximos años es que el gobierno de Fernández marque el camino de la recuperación económica”

Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de Argentina, en entrevista con La Tercera.

En conversación con La Tercera vía Zoom, Lammens se refirió a la segunda vuelta presidencial de este domingo en Chile. "Por supuesto que tengo mi preferencia, pero me parece que es una decisión del pueblo chileno", dijo.




A dos años del inicio de la pandemia y con una reapertura en curso para recibir el verano, Argentina alista los últimos detalles para dejar atrás las últimas restricciones de viaje por el Covid-19, cuando el país supera el 82% de la población cubierta con al menos una dosis de la vacuna y un 68% tiene el esquema completo. Después de un complicado escenario electoral ante la derrota del oficialista Frente de Todos en las legislativas de noviembre, el gobierno del Presidente Alberto Fernández pone el acelerador a una serie de propuestas a mitad de mandato y con la mirada puesta en el camino por la reelección en 2023.

En conversación vía Zoom con La Tercera desde Buenos Aires, el ministro de Turismo y Deportes de Argentina, Matías Lammens, destaca que “Argentina y Chile son países hermanos”. “La historia de nuestro continente habla de países que tenemos la misma historia, que pasamos muchas veces por los mismos problemas, que muchos de esos odios son infligidos, porque nos quieren hacer daño, y que la verdad es que tenemos que estar más juntos que nunca como continente”.

El ministro de Turismo y Deportes de Argentina, Matías Lammens, en conversación con La Tercera vía Zoom.

¿Cómo sigue la reanudación del turismo en Argentina?

Estamos viendo con mucha expectativa todo lo que tiene que ver con el ingreso de turistas extranjeros. A partir del 1 de octubre abrimos las fronteras para países limítrofes, Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay y Bolivia, que concentran más del 60% del total de los turistas que visitan nuestro país. Después, desde el 1 de noviembre, abrimos los pasos fronterizos para todos los países en forma irrestricta. Los primeros números que tenemos, tanto de octubre como de noviembre, son muy buenos, favorables y por encima de las expectativas que teníamos, con mucho turismo brasileño, uruguayo y, en tercer lugar, Estados Unidos, que es la gran sorpresa. Chile viene un poco relegado, pero creemos que tiene que ver con que exigían una cuarentena a los turistas en su retorno, lo que frenó un poco la llegada de turistas chilenos. Cuando ya estemos en una situación sanitaria más normalizada, creo que el turista chileno va a ser uno de los que más van a llegar a Argentina, porque siempre lo eligió y, además, porque ahora adicionalmente el tipo de cambio es muy favorable para los chilenos que tienen la posibilidad de venir a vernos.

¿La nueva variante ómicron podría complicar el verano para el turismo argentino? ¿Cómo se preparan para disminuir los riesgos?

En principio no. Nosotros no creemos tener problemas en este sentido, por supuesto que está previsto que pueda haber un aumento de casos. Nuestra ministra de Salud (Carla Vizzotti) viene sosteniendo que lo que hay que empezar a cambiar es el indicador, ya no tanto la cantidad de casos, sino que al estar con un buen nivel de vacunación, como es el caso de Argentina y Chile, eso nos da la perspectiva y la pauta de poder seguir con las aperturas con las que estábamos, planificando el ingreso de turistas extranjeros y no tener que ir rumbo a nuevas restricciones, que por supuesto para nosotros era una preocupación. Nos estamos preparando, reforzando cuestiones que tienen que ver con los protocolos, incitando a la gente a seguir con todo lo que ya nos hemos acostumbrado en este tiempo, como es el uso del tapabocas en lugares cerrados, la ventilación de los ambientes, el mantenimiento de la distancia social. Pero la verdad es que la gran clave que tenemos, lo que nos permite tener esta tranquilidad, es el buen nivel de vacunación que tiene Argentina.

¿Los argentinos siguen prefiriendo como uno de los destinos turísticos favoritos a Chile?

Los argentinos van mucho a Chile. No solamente a Santiago, sino también al norte y sur. Hay un vínculo permanente entre Argentina y Chile, un vínculo de vecindad de muchos años de amistad y, en muchos casos, a lo largo de toda la Cordillera de los Andes. Así que, por supuesto, que es un país que siempre hemos visitado, además que hay mucha familia de un lado y el otro de la cordillera en muchos casos. Así que el vínculo es permanente.

A fines de noviembre, Argentina anunció la restricción de venta de pasajes al exterior en cuotas, porque el país necesita dólares, lo que causó polémica. Usted señaló que están trabajando para llegar a un acuerdo, aconsejando priorizar el turismo interno.

No es que aconsejamos, nosotros tenemos una campaña muy fuerte para que los argentinos viajen por Argentina. Hemos diseñado un programa que ha sido muy exitoso, que es el “previaje” para que los argentinos viajen por nuestro país, en el cual el Estado invierte una gran cantidad dinero para que esos dólares que antes se iban se queden en Argentina. Entendemos que es importante también que los argentinos puedan salir al mundo, porque sabemos que necesitamos conectividad y esos aviones se llenan con pasajeros de ida y vuelta. Así que por eso propuse una reunión entre el Banco Central, las líneas aéreas, las cámaras de turismo y nuestro ministerio. Ya hubo una primera reunión. Hay un compromiso de las líneas aéreas y de las cámaras de trabajar en presentar una solución. Nosotros vamos a intermediar y hacer todo lo posible para que esta situación perjudique lo menos posible a un sector que para nosotros es muy importante para el desarrollo de Argentina.

El ministro argentino Matías Lammens durante una reunión. Foto: Ministerio de Turismo y Deportes de Argentina.

Tras las primarias de septiembre y las legislativas de noviembre, usted señaló en CNN Radio Argentina que “ahora hay que volver a enamorar al argentino que confió en nosotros”. A un mes de los comicios y con la cabeza fría, ¿la Casa Rosada hizo un mea culpa o han evaluado las razones del voto en contra que terminó por arrebatarles la mayoría en el Senado?

Sí, por supuesto que la autocrítica se hace y mucha fue pública. De hecho, hubo un cambio de paradigma en la campaña entre las PASO (primarias) y las generales, que hizo que el gobierno tuviera una mucho mejor performance en la elección general que en septiembre. Eso tiene que ver con haber escuchado lo que la gente decía. Entender que la gente en la pandemia lo pasó muy mal, a pesar de que uno sentía que habíamos hecho un gran esfuerzo por cuidar a la gente, traer vacunas y tener un buen porcentaje de vacunación como lo teníamos, decisiones que entendíamos que a veces podían ser antipáticas, pero que el objetivo final tenía que ver con cuidar a la gente, con preparar el sistema sanitario por si eventualmente había un colapso, y creo que eso en Argentina se logró. A la gente le afectó la pandemia en términos económicos, emocionales, familiares, psicológicos, y eso claramente tuvo una traducción electoral de la cual el gobierno tomó nota y por eso mejoró considerablemente los resultados después.

¿Cuál cree usted que serán los ejes centrales del gobierno de Alberto Fernández a mitad de su mandato y ante el camino por la reelección en 2023?

Ese componente fundamental tiene que ver con lo que se está haciendo, a pesar de la pandemia, que es retomar el camino de crecimiento económico, la inclusión, más empleo, una mejor distribución del ingreso, más inversiones del extranjero y una economía que tenga la capacidad de generar dólares. Argentina tiene un problema histórico, que la restricción externa necesita solucionar para crecer en forma sostenida, y para hacerlo necesitamos generar divisas. Para hacerlo, por supuesto que por un lado, como lo hizo históricamente, es conectado con el sector agrícola y el campo, pero en forma simultánea, también generando valor agregado. Argentina tiene una gran capacidad de recursos humanos en ciencia y tecnología. Uno de los grandes desafíos en los próximos años tiene que ver con cómo hacer para que todo ese conocimiento que tiene la Argentina se pueda aplicar y esté al servicio de la producción nacional, de generar valor agregado y divisas. Otro gran desafío de los próximos años es que el gobierno (de Alberto Fernández) marque el camino de la recuperación económica de Argentina y el crecimiento sostenido de los próximos años.

Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de Argentina.

Hace una semana, los cancilleres de Argentina y Chile, Santiago Cafiero y Andrés Allamand, respectivamente, publicaron una columna en conjunto en lo que se calificó un intento por encarrilar la relación bilateral después de la tensión diplomática por la frontera y el conflicto mapuche. ¿Cómo ve usted la relación entre ambos países?

Argentina y Chile son países hermanos. Yo no creo en las diferencias que podamos tener entre países latinoamericanos. La historia de nuestro continente habla de países que tenemos la misma historia, que pasamos muchas veces por los mismos problemas, que muchos de esos odios son infligidos, porque nos quieren hacer daño, y que la verdad es que tenemos que estar más juntos que nunca como continente para tener un gran mercado común y cuidarnos entre nosotros. El destino de todos los pueblos latinoamericanos tiene que tener una fortaleza común, porque nadie en este continente se va a salvar solo.

Este domingo, Chile enfrenta la segunda vuelta presidencial que definirá al próximo mandatario entre Gabriel Boric y José Antonio Kast, ¿cuál es la importancia de esta elección para Argentina?

La importancia para nosotros es que se puedan celebrar las elecciones en forma pacífica, como viene sucediendo en todo el continente y que no suceda lo que vimos en otros países, lamentablemente, hace unos años, como en Bolivia, donde hay golpes que dañan la democracia y que lastiman al continente. Nosotros estamos acá muy atentos de todo lo que sucede en otros países, pero cuando alguien lo ve de afuera, nos ven como una región y este tipo de experiencias lastima a todos nuestros países, aunque no sea el nuestro. Así que yo celebro el proceso democrático de Chile, no me corresponde como ministro opinar sobre el resultado del domingo, pero por supuesto que tengo mi preferencia, que seguramente quienes nos estén leyendo van a saber quién me gustaría que gane por una cuestión de afinidad ideológica, pero me parece que es una decisión del pueblo chileno.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.