Ministro de exterior ruso acusa a EEUU de intentar “sembrar la discordia” entre Rusia y la UE por los envíos de gas

(Kirill Kudryavtsev/ AP)

"Quieren sembrar la discordia entre nosotros, reducir nuestra interdependencia”, ha manifestado el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov.




El Gobierno de Rusia ha acusado este viernes a Estados Unidos de intentar “sembrar la discordia” entre Moscú y la Unión Europea (UE) en lo relativo a los envíos de gas, en medio de un repunte de los precios durante las últimas semanas.

“Estados Unidos declara abiertamente que la cooperación con Rusia contradice los intereses de la seguridad energética de Europa. Quieren sembrar la discordia entre nosotros, reducir nuestra interdependencia”, ha manifestado el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

Así, ha señalado que la UE depende del gas ruso en un 35 por ciento y ha confirmado que Moscú “también depende en gran medida de los que compran ese gas”. “Son sus gasoductos, no podemos cambiar su dirección”, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Lavrov ha hecho hincapié por ello en que Rusia y la UE deben evitar politizar el gas y pensar en que los habitantes del país y del bloque “pueden sufrir de verdad por las deficiencias de los gobiernos y las compañías correspondientes en materia energética, el abastecimiento de la energía y, por lo general, la seguridad energética”.

En este sentido, ha criticado que Washington “aplicó una gran presión” sobre Bruselas, sobre todo durante el mandato de Donald Trump al frente de la Casa Blanca, antes de afirmar que su Administración “obligaba directamente a renunciar al gas ruso que llega por la tuberías y en cambio proponía construir terminales para los envíos del gas natural licuado de Estados Unidos”.

El ministro de Exteriores ruso ha reseñado además que Moscú “está dispuesto a ayudar a Europa a superar esta crisis”. “Me gustaría recordar una vez más que Gazprom sigue suministrando gas a Europa conforme a los contratos a largo plazo”, ha valorado.

“Gazprom no solo cumple todos sus compromisos, sino que los está sobrecumpliendo”, ha destacado, al tiempo que ha reiterado la relevancia de “la presión de los últimos años de Estados Unidos” sobre la UE, incluida Alemania, “a la que hicieron que se negara a adquirir el gas de tuberías ruso y construyera terminales para el gas natural licuado estadounidense”.

Las palabras de Lavrov han llegado dos días después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, atribuyera a las bajas temperaturas del último invierno y a los “errores” de la UE la crisis abierta por el alza en los precios de la energía, en un intento por desmarcar a Rusia de los récords que se encadenan en los distintos mercados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.