Norcorea dice que Trump propone a Kim “impulsar” relaciones

Kim Jong Un presenciando un ejercicio militar en Corea del Norte hace unos días.

Según la agencia de noticias norcoreana, el mandatario de EE.UU. envió una carta al líder Kim Jong Un, para cooperar en la lucha contra el coronavirus.




El Presidente estadounidense, Donald Trump, envió una carta al líder norcoreano, Kim Jong Un, en la que le propone “impulsar” las relaciones entre ambos países, y cooperar en la lucha contra el nuevo coronavirus, según la agencia oficial norcoreana de noticias (KCNA).

La información, atribuida a la poderosa hermana de Kim, Kim Yo Jong, se produjo luego de que Corea del Norte disparara el sábado dos misiles balísticos de corto alcance frente a su costa, que cayeron en el Mar de Japón.

“En la carta (Trump) explicó su plan para impulsar las relaciones entre ambos países y expresó su deseo de cooperar en la lucha contra epidemias”, en alusión a la pandemia Covid-19 que afecta al planeta, según el comunicado emitido por KCNA.

La carta menciona las "excelentes" relaciones entre ambos líderes, pero eso no refleja el estado de los vínculos entre ambas naciones, advirtió la hermana de Kim.

Las negociaciones de desarme entre Corea del Norte y Estados Unidos se mantienen bloqueadas desde hace muchos meses, y Pyongyang ha seguido probando lo que parecen ser misiles balísticos.

Misil Corea del Norte

"Guardamos la esperanza de que las relaciones entre ambos países sean un día tan buenas como entre ambos líderes, pero tenemos que dejar tiempo al tiempo para ver si eso sucede", explicó Kim Yo Jong, según KCNA.

Hasta ahora, no hubo ningún comentario de la Casa Blanca sobre la carta.

De acuerdo con analistas, Corea del Norte ha seguido mejorando sus capacidades armamentísticas, más de un año después de que una cumbre entre Kim Jong Un y Trump finalizara abruptamente y sin acuerdos en Vietnam.

El país está bajo múltiples sanciones que le aplican Naciones Unidas y Washington por su programa de armas.

El punto muerto de las negociaciones es el levantamiento de las sanciones y lo que Corea del Norte estaría dispuesta a renunciar a cambio, según los analistas.

Kim Yo Jong elogió los esfuerzos de Trump "para mantener las buenas relaciones" con Kim Jong Un "enviando una carta personal nuevamente en un momento como ahora cuando grandes dificultades y desafíos se encuentran en el camino".

No obstante, advirtió que "nadie sabe cuánto las relaciones personales podrían cambiar" las relaciones bilaterales. "No es bueno hacer conclusiones apresuradas o ser optimista al respecto", agregó.

Disparo de misiles

La agencia de prensa surcoreana Yonhap, que citó fuentes militares de Corea del Sur, informó del lanzamiento de los dos proyectiles del sábado. A principios de este mes, Corea del Norte realizó lanzamientos similares en dos ocasiones.

El régimen de Pyongyang se limitó a comentar que habían llevado a cabo ejercicios de "artillería de largo alcance", pero Japón aseguró que los proyectiles parecían ser misiles balísticos.

El ministerio de Defensa de Japón también confirmó los lanzamientos norcoreanos.

El gobierno norcoreano llevó a cabo una serie de pruebas de armas a fines del año pasado, la última de ellas en noviembre, que a menudo describió como "sistemas múltiples de lanzamiento de cohetes", aunque otros los llamaron misiles balísticos.

También realizó pruebas estáticas de motor de lanzamiento, más recientemente en diciembre.

Poco antes del informe de Yonhap sobre el lanzamiento, la KCNA informó que el país convocaría a su parlamento, la Asamblea Popular Suprema, el 10 de abril.

El Ejército de Corea del Sur condenó en una nota los lanzamientos como “extremadamente inapropiados dada la difícil situación que el mundo está experimentando debido a Covid-19”. “Instamos a que se detengan de inmediato”, manifestó.

Corea del Norte no ha reportado ningún caso del coronavirus, que se ha convertido en una gran crisis con más de 12.700 muertos y unos 292.000 infecciones en todo el mundo.

Sin embargo, expertos en salud han advertido que la eventual llegada de la epidemia a Corea del Norte podría devastar el país dada su débil infraestructura médica y la desnutrición generalizada.

Comenta