Nueva crisis en el gobierno de Castillo en Perú: incluyen a su vicepresidenta en investigación por presunto lavado de activos

Pedro Castillo toma juramento a su vicepresidenta Dina Boluarte, durante una ceremonia en el Congreso en Lima, el 28 de julio de 2021. Foto: AFP

Según el diario El Comercio, la Fiscalía sumó a Dina Boluarte en la pesquisa por financiamiento ilegal de las campañas electorales del oficialista partido Perú Libre.




En la víspera de que la presidenta del Consejo de Ministros de Perú, Mirtha Vásquez, se presente hoy ante el Congreso para pedir el voto de confianza a su gabinete ministerial, el gobierno de Pedro Castillo enfrenta una nueva crisis política. Según informó ayer diario El Comercio, la vicepresidenta y ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, fue incluida en la investigación por presunto lavado de activos en el financiamiento ilegal de las campañas electorales del 2020 y 2021 del oficialista partido Perú Libre.

Citando fuentes de la Fiscalía, el periódico limeño aseguró que Boluarte fue imputada por haber abierto a su nombre una cuenta bancaria para recaudar donaciones que ayudaran al líder del partido, Vladimir Cerrón, a pagar la indemnización a la que fue condenado por corrupción. Asimismo, Braulio Grajeda, actual viceministro de Gobernanza Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros, también fue incluido en la investigación del financiamiento de las campañas del partido que llevó a Castillo a la presidencia.

De acuerdo al fiscal a cargo, Richard Rojas Gómez, ambos funcionarios y afiliados a Perú Libre, abrieron una cuenta mancomunada en el Banco de Crédito del Perú (BCP), donde recaudaron aportes ilícitos.

Según investigaciones, todos los trabajadores que estaban en la modalidad de contratación administrativa de servicios (CAS) del Gobierno Regional de Junín tenían que, de manera obligatoria, depositar en una cuenta bancaria 100 soles mensuales. Este dinero tenía como finalidad pagar la reparación civil de Cerrón, fundador del partido y exgobernador de Junín, por su condena por corrupción.

La incorporación de Boluarte en el caso se debe a las declaraciones de colaboradores eficaces y a la nueva evidencia encontrada por el Ministerio Público, que surgió a raíz de la investigación de Los Dinámicos del Centro, el caso de corrupción que salpica a Perú Libre. Al respecto, Grajeda aseguró que el comité regional de Lima del partido hizo una colecta voluntaria para ayudar a Cerrón y por eso se abrió una cuenta en el BCP.

La Fiscalía no descarta que Boluarte “haya realizado actos de lavado de activos que hayan tenido como objetivo financiar indebidamente su campaña política, como la de otros candidatos, organizadas por el partido político Perú Libre desde su fundación (con sus denominaciones anteriores) hasta la actualidad”, indicó El Comercio.

Tampoco descarta el posible origen sospechoso de la adquisición de bienes muebles e inmuebles a nombre de Boluarte, como una vivienda en el distrito de Surquillo y un automóvil. Asimismo, en el caso de Grajeda, el Ministerio Público no descarta el origen de una vivienda en Santiago de Surco y un vehículo.

Por estas razones, indica el periódico, la Fiscalía los investiga por el delito de lavado de activos agravado en la modalidad de actos de conversión y transferencia en el marco de una organización criminal.

En una declaración enviada a El Comercio, Boluarte sostuvo que no le teme a la investigación y considera que podría haber intereses políticos detrás de este proceso. “No tiene ni pies ni cabeza. Jurídicamente hablando no tiene sentido. No tiene razón de ser”, señaló. En un mensaje en su cuenta de Twitter agregó: “Estoy segura que cuando concluya esta investigación se demostrará que nada tengo que ver con lavado de activos. Confío que esta indagación no sea utilizada por intereses políticos que impulsan la vacancia”.

Grajeda, en tanto, aseguró que “por sus manos nunca pasó un sol” y que todos sus ingresos son fruto de su trabajo como abogado. “Yo soy una persona honrada, no tengo denuncias, ni siquiera papeletas y para mí toda esta situación es muy chocante”, aseveró.

Por otra parte, el ministro de Defensa, Walter Ayala, expresó ayer su confianza en que el gabinete obtendrá el voto de confianza del Congreso. “Estamos aquí para luchar por el Perú y no para pelear”, señaló sobre una posible denegación del respaldo. “No veo por qué no se tendría que dar (la confianza). Aquí lo que debe primar son los intereses del país y no los de algún sector político”, añadió.

“La primera ministra ha trabajado toda la semana coordinadamente con el gabinete y estamos seguros de que va a primar la confianza y la concertación. Esperamos que sea así por la democracia de nuestro país”, manifestó la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Anahí Durand.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.