París lucha contra el tabaquismo y la contaminación: no se podrá fumar en 52 parques de la ciudad

FOTO: AFP

En el marco del día mundial sin tabaco, la alcaldía de París anunció que desde el 8 de junio habrá prohibición de fumar en el 10% de los espacios verdes de la ciudad. Esta iniciativa se suma a otra adoptada el 18 de mayo y que busca eliminar las colillas en algunas calles de la capital francesa.




El tabaco dejará de ser bienvenido en algunos parques y jardines de París. Con motivo del día mundial sin tabaco, la alcaldía de París anunció la medida que contempla la prohibición de fumar en 52 parques, es decir, en el 10% de los espacios verdes de la capital de Francia a partir del 8 de junio. "Usted entra a un jardín sin tabaco", se leerá en la entrada de estas áreas verdes.

El proyecto forma parte de un "experimento" que partió en julio de 2018 y que contempló la prohibición de fumar en seis parques de la ciudad, que según señala la propia alcaldía, "hizo posible reducir el número de fumadores en estos parques y las colillas arrojadas al suelo". Así, un total de 46 parques y jardines adicionales fueron "seleccionados por los consejos municipales" para extender el exitoso plan. Además, desde 2015 está prohibido fumar en los parques infantiles de París. A excepción del parque Georges-Brassens (ubicado en el distrito 15° de la ciudad), los espacios verdes "para no fumadores" son en su mayoría pequeñas áreas.

La contaminación y el tabaquismo pasivo

"Jardines para no fumadores" es el nombre de esta medida, que intenta atacar la contaminación ocasionada por las colillas, así como el tabaquismo pasivo, que hace referencia a quienes aspiran indirectamente los componentes del cigarro. Según los expertos, los niños pueden ser víctimas secundarias de los efectos del tabaco.

Durante las primeras semanas de implementación, los funcionarios de la ciudad de París estarán presentes en los parques para transmitir la nueva información a los parisinos y educar a los fumadores que paseen por estos jardines. Además, se dispondrán paneles de información y ceniceros "lúdicos" en las entradas de los parques que ofrecerán sondeos de barómetros que se llenan con las colillas. También se distribuirán folletos para concientizar a los usuarios.

Luego de este período contemplado hasta principios de julio, los infractores podrán ser castigados con un multa de 38 euros, que coincide con la actual infracción que se efectúa para quienes fumen en alguno de los 500 parques infantiles que cuentan con esta medida desde 2015.

[caption id="attachment_679641" align="alignnone" width="600"]

FOTO: Alcaldía de París[/caption]

"Calles sin colillas"

La ciudad de París ya cuenta con un historial de estrategias que buscan atacar la contaminación que se genera por las colillas, que tienden a sumar 350 toneladas recogidas por año. Por ejemplo, desde 2015 la capital francesa castiga con una multa de 68 euros a quienes boten las colillas en la vía pública. "Una colilla de cigarrillo contamina 500 litros de agua y ensucia las calles de París", señaló la alcaldía.

Por eso, hace un par de semanas y en una continua lucha contra este contaminante, se lanzó el dispositivo "Calles sin colillas de cigarros", luego de una deliberación del Consejo de París de febrero que busca poner herramientas a disposición de los parisinos para llevar a cabo acciones de sensibilización sobre sus efectos contaminantes. "En lugar de represión, es aumentar la concientización de todos aquellos que no miden la toxicidad de una colilla, que es suficiente para contaminar 500 litros de agua y que tardarán 25 años en degradarse", señaló a Le Parisien Ariel Weil, alcalde del distrito 4° de París.

Uno de los ceniceros "lúdicos" que se pusieron en las calles hace la pregunta: ¿Usted se considera más Beatles o Rolling Stones?

Pero París no es la única ciudad francesa que ha decidido enfrentar a los fumadores. Durante esta misma jornada, Marsella tomó la decisión de prohibir el tabaco en tres de sus 21 playas: Pointe-Rouge, Borély y Bonneveine. Según la ley municipal, esto es "para proteger a los no fumadores de los peligros del tabaquismo pasivo y para preservar la costa de los residuos". Varias otras ciudades y balnearos han prohibido el tabaco en los últimos años en algunas de sus playas. Niza fue la primera y en 2012 creó una playa sin tabaco.

Comenta