Perú lidera lista sobre exceso de muertes en pandemia con 141%

Familiares asisten en julio pasado al entierro de una persona en el cementerio El Ángel, en la ciudad de Lima.

The New York Times comparó el número de fallecidos durante la crisis sanitaria con cifras de años anteriores en 32 países: en total habría 338 mil fallecimientos sin aparente explicación.




A más de seis meses desde que la pandemia del Covid-19 se expandió por todo el mundo, un análisis de The New York Times expone que las muertes que ha dejado el virus podrían ser mucho mayores a las más de un millón que se registran actualmente. El diario indica que, dentro de una lista de 32 países, han muerto al menos 338.000 personas más a las reportadas oficialmente durante la crisis sanitaria. Una cifra que se obtiene del exceso de fallecidos con respecto a las tendencias en situaciones normales. El caso más preocupante es el de Perú, con un exceso de muertes de 141% a la tendencia habitual en años anteriores.

Estas estimaciones se realizaron para cada país comparando el número total de personas que murieron este año con el número de muertes esperadas dadas las tendencias locales de mortalidad en periodos anteriores, lo que da luces de que los fallecidos por Covid-19 podrían ser muchos más de lo que han dado cuenta la cifras oficiales.

Las diferencias en los números de mortalidad son mayores en América Latina. En Perú, el exceso de muertes entre marzo y septiembre es de 86.700, cifra que le permite liderar la lista de los países estudiados por el Times con el mayor exceso de mortalidad.

Pero de esas 86.700 muertes, 32.834 son por Covid-19, según los reportes oficiales del gobierno de Perú, lo que deja cerca de 54 mil fallecimientos “sin explicación”. Se cree que parte de esa diferencia de fallecidos corresponderían a personas que no pudieron ser tratadas en los hospitales debido a la saturación del sistema de salud, pero también a la capacidad limitada de testeos para detectar el Covid-19.

El exceso de muertes es una estimación que incluye muertes por Covid-19 y otras causas. Por ello, según el Times, los números totales de muertes ofrecen un retrato más completo de la pandemia, especialmente porque la mayoría de los países informan solo las muertes por Covid-19 que ocurren en hospitales.

En Chile, en tanto, se ha registrado un aumento de 17% en el exceso de fallecidos según el periódico neoyorquino, lo que demuestra que es de los pocos países de la región donde la mortalidad general casi ha vuelto a su nivel normal. Bolivia, por otra parte, muestra un 99% de exceso, mientras que Ecuador anota un 88%.

Las variables

The Economist también ha venido realizando un registro del exceso de muertes. El medio sostiene que esta cifra de fallecidos por sobre las normales en años anteriores tiene varias explicaciones: “Primero, las estadísticas oficiales en muchos países excluyen a las víctimas que no dieron positivo por coronavirus antes de morir, lo que puede ser una mayoría sustancial en lugares con poca capacidad de prueba. En segundo lugar, los hospitales y los registros civiles pueden no procesar los certificados de defunción durante varios días, o incluso semanas, lo que genera retrasos en los datos. Y tercero, la pandemia ha dificultado que los médicos traten otras afecciones y ha disuadido a las personas de ir al hospital, lo que puede haber causado indirectamente un aumento en las muertes por enfermedades distintas del Covid-19”, indica el Economist.

Eso sí, en Europa la desviación de muertes parece estar normalizándose. A lo largo de marzo y principios de abril, muchos países de Europa informaron claros aumentos en los patrones normales de muerte, según los datos publicados por el Proyecto Europeo de Monitoreo de la Mortalidad, un grupo de investigación que recopila datos semanales de mortalidad de 24 países europeos. Pero durante las últimas semanas, muchos países han vuelto a niveles normales de mortalidad.

Por ejemplo, en países como Bélgica y Francia las autoridades han trabajado para incluir también en los registros las muertes por Covid-19 ocurridas fuera de los hospitales, o han ajustado los totales generales de muertes por Covid-19 una vez que se confirma una muerte en un lugar como un hogar de ancianos.

Por otro lado, un grupo de países no ha demostrado signos claros de aumento de la mortalidad este año, como Noruega, Dinamarca y Finlandia, entre otros. Los demógrafos dicen que la baja mortalidad se debe en parte a una temporada de gripe menos severa este invierno, pero también a que estos países implementaron rápidamente restricciones severas para frenar la propagación del virus cuando sus brotes eran menores y fáciles contener.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.