Presidente Sagasti dice que masacre de 16 personas por parte de remanentes de Sendero Luminoso “no quedará impune”

El presidente de Perú, Francisco Sagasti. Foto: Europa Press

“Estamos haciendo todo el esfuerzo para desplegar a la policía y las fuerzas armadas de tal forma de combatir eficazmente y eficientemente a esta plaga, a esta pandemia”, afirmó el mandatario peruano. El crimen masivo, que incluyó a cuatro menores de edad a manos de los rebeldes que quemaron además varios cuerpos, ocurrió la noche del domingo en una zona de difícil acceso en el centro de Perú, donde se produce la mayor cantidad de cocaína en ese país.




El mandatario interino de Perú, Francisco Sagasti, dijo este martes que el asesinato de 16 personas por parte de remanentes del grupo insurgente Sendero Luminoso “no quedará impune”, y exhortó a no usar la “tragedia nacional” con fines políticos a dos semanas de la segunda ronda electoral presidencial.

La masacre, que incluyó a cuatro menores de edad a manos de los rebeldes que quemaron además varios cuerpos, ocurrió la noche del domingo en una zona de difícil acceso en el centro de Perú, donde se produce la mayor cantidad de cocaína en el país.

El ataque fue perpetrado por una columna del denominado “Militarizado Partido Comunista del Perú”, que agrupa a los remanentes de Sendero Luminoso y que actúa desde hace años en alianza con el narcotráfico en la zona, según la policía.

“Estamos haciendo todo el esfuerzo para desplegar a la policía y las fuerzas armadas de tal forma de combatir eficazmente y eficientemente a esta plaga, a esta pandemia”, afirmó Sagasti a periodistas durante la entrega de un lote de vacunas contra el coronavirus.

Perú vivió durante las últimas décadas del siglo pasado un duro choque entre miembros de Sendero Luminoso y las fuerzas armadas y la policía, en un conflicto en el que murieron o desaparecieron 69.000 personas, según cifras oficiales.

Su líder, Abimael Guzmán, fue capturado en el 1992 y el grupo fue prácticamente derrotado. Pero sus remanentes se replegaron en una región llamada Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), área del tamaño de Puerto Rico donde brindan seguridad a los narcotraficantes y realizan esporádicos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

En el VRAEM se produce aproximadamente el 75% de la cocaína en Perú, que junto a Colombia son los mayores productores en el mundo de hoja de coca y de cocaína, según Naciones Unidas.

“Sabemos que es una zona agreste y difícil como muchas quebradas que los narcoterroristas conocen muy bien”, dijo Sagasti, quien refirió que entre las víctimas había una niña de un año, otro de tres años y dos adolescentes. “Tengan la seguridad que este crimen no quedará impune”.

El Ministerio de Justicia informó que la fiscalía y la procuraduría iniciaron una investigación del masivo asesinato “atribuido” a remanentes de Sendero Luminoso en dos locales usados como bares en el VRAEM. La investigación preliminar es por el “delito de terrorismo”, indicó en un comunicado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.