Reina Isabel II da positivo a Covid-19 y el Palacio de Buckingham eleva las alarmas

La reina Isabel de Reino Unido durante una audiencia en la que se reunió con los secretarios del Servicio de Defensa entrantes y salientes en el Castillo de Windsor en Windsor, Gran Bretaña, el 16 de febrero de 2022.

Tan solo 10 días después de reunirse con su hijo y heredero al trono, el príncipe Carlos, quien volvió a contagiarse del virus este mes por segunda vez desde el inicio de la pandemia, la monarca permanece con "síntomas ligeros" y el equipo médico evalúa el uso de medicamentos antivirales.


El estricto protocolo para resguardar la salud de la monarca británica la mantuvo por dos años pandémicos fuera del abultado listado de más de 18 millones de contagiados por Covid-19 en Reino Unido. Sin embargo, el Palacio de Buckingham confirmó que la reina Isabel II, de 95 años, dio positivo a coronavirus y está con “síntomas leves similares a los de un resfriado”, por lo que continuará con algunas “tareas ligeras” de su agenda. El diagnóstico se da a conocer dos semanas después de celebrar 70 años en el trono, tras varios rumores que envuelven su estado de salud y en medio de una polémica por la línea de sucesión.

Durante la semana pasada, Isabel II, que asumió el trono el 6 de febrero de 1952, siendo el reinado más largo en la historia del país, llevó a cabo una serie de reuniones y actividades de manera virtual después de que sus asesores evidenciaron la preocupación ante el alto riesgo de infectarse del virus.

La reina Isabel II junto a su hijo mayor, el príncipe Carlos de Gales.

A pesar de esto, las autoridades ratificaron que la reina estuvo en contacto directo en los recientes días con su primogénito y heredero al trono, Carlos, el príncipe de Gales, de 73 años, quien se contagió con Covid-19 este mes por segunda vez desde el inicio de la pandemia. De esta manera, tan solo 10 días después del encuentro familiar que se habría dado el 8 de febrero, se da a conocer el diagnóstico de la monarca.

Según el diario británico The Guardian, Isabel II recibió la primera dosis de la vacuna contra Covid-19 en enero de 2021 y en marzo de ese año completó el esquema de dos dosis, mientras que la inoculación de refuerzo fue en octubre pasado. Desde esa fecha, la monarca había estado en reposo en el Castillo de Windsor por orden médica luego de cancelar una serie de actos y posterior a pasar una noche internada en un centro médico para realizarse exámenes ante molestias en la espalda.

No obstante, dada su avanzada edad -el 21 de abril cumple 96 años- la inquietud de los británicos radica en las complicaciones a futuro que podría desencadenar el contagio para Isabel II. Justamente, el miércoles pasado, en un video en el que la reina recibe a dos oficiales de la Royal Navy en su residencia se le escucha decir “como pueden ver, no me puedo mover”, dijo señalando su pierna izquierda y en referencia al bastón que utiliza para tener mayor movilidad dadas las molestias.

La reina Isabel II de Reino Unido durante una reunión telemática desde el castillo de Windsor, donde reside, con el embajador de Finlandia, Jukka Siukosaari, en el Palacio de Buckingham, Londres.

Un análisis de la prensa británica señala que aun cuando la monarca cumplió al pie de la letra las pautas de salud pública, como usar mascarillas usualmente, reducir las celebraciones y confirmar públicamente su inmunización, desde la primera ola de la pandemia, cerca del 10% de mayores de 80 años infectados con Covid-19 fallecieron, y desde marzo de 2020, más del 5% de los británicos con más de 90 años murió entre los 28 días posteriores a dar positivo al virus.

Ante esto, el equipo médico del Palacio Buckingham estaría evaluando utilizar medicamentos antivirales para minimizar las posibilidades de que su caso empeore debiendo ser internada en un hospital o algo peor.

(FILES) In this file photo taken on June 12, 2021 Britain's Queen Elizabeth II watches a military ceremony to mark her official birthday at Windsor Castle in Windsor. - Queen Elizabeth II was tested positive for Covid-19 but with "mild symptoms" according to a statement published by the royal palace on February 20, 2022. (Photo by Chris Jackson / POOL / AFP)

Desde el primer ministro británico, Boris Johnson, hasta funcionarios, miembros de la realeza y parte de la comunidad de líderes internacionales enviaron mensajes deseando una pronta recuperación a Isabel II, que este mes volvió a las funciones públicas. “Estoy seguro de que hablo en nombre de todos al desear a Su Majestad la reina una pronta recuperación de Covid-19 y un rápido retorno a una buena salud vibrante”, señaló Johnson en su cuenta de Twitter.

Durante esta semana Reino Unido levantaría las últimas restricciones sanitarias impuestas por la pandemia y después del rebrote generado por la nueva variante ómicron, que incluiría la eliminación de la obligatoriedad de un autoaislamiento para los contagiados.

Debate sobre el futuro real

La recuperación de la reina Isabel II será clave para poder cumplir con los compromisos de los próximos meses. Según CNN, en marzo la monarca tiene una serie de eventos, entre ellos aparece una recepción diplomática en el Castillo de Windsor el 2 de marzo; el servicio de Commonwealth anual en Westminster el 14 de marzo, y una participación junto al príncipe Felipe el 29 de marzo. En tanto, en junio la reina seguirá con los festejos por el aniversario 70º en el trono, con el tradicional Desfile del Estandarte entre el 2 y el 5 de junio.

Las portadas de los periódicos informando la noticia de que en la víspera de su Jubileo de Platino, la reina Isabel de Reino Unido quiere que Camilla, Duquesa de Cornualles, sea conocida como reina consorte cuando el príncipe Carlos se convierta en rey, en Londres.

Fuera de las luces, el último año no ha sido fácil para Isabel II. En abril pasado, la monarca debió despedir en solitario a su esposo, el príncipe Felipe, con quien estuvo casada por 73 años y tuvo cuatro hijos. En una dura imagen de la pandemia, Isabel debió llorar sola en el funeral a su marido por protocolos sanitarios. Posterior a esto, estalló el caso de abuso sexual contra el príncipe Andrés, el segundo hijo de la monarca. Este mes, se resolvió la demanda civil presentada en Estados Unidos mediante un acuerdo extrajudicial por un pago a la víctima de US$ 16,3 millones; según la prensa británica, será su madre quien ayudará con los gastos para poner fin a la polémica.

En este escenario, el debate sobre una posible abdicación de la reina sigue dando que hablar en Londres. De acuerdo a The Guardian, aunque la reina esté sana cualquier persona de su edad estaría en retiro, más aún considerando que cada vez el príncipe de Gales asume mayores responsabilidades, pero nadie en los círculos reales se atreve a hablar de abdicación y de una pronta asunción de Carlos.

La reina Isabel II sentada sola en St. George's Chapel durante el funeral del Príncipe Felipe, el hombre que estuvo a su lado durante 73 años, en el Castillo de Windsor.

En lo que fue considerado una “señal” para el país, la reina sorprendió a inicios de febrero con un mensaje en el que reveló su “sincero deseo” para que cuando sea reemplazada en el trono por el príncipe Carlos, su esposa y duquesa de Cornualles, Camilla Parker-Bowles, asuma las labores como monarca. La decisión se da después de que la pareja contrajo matrimonio en 2005, en medio de especulaciones sobre su título, especialmente ante la polémica por el primer matrimonio de Carlos con Diana, princesa de Gales.

“Y cuando, en la plenitud de los tiempos mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le darán a él y a su esposa, Camilla, el mismo apoyo que me han dado a mí; y es mi sincero deseo que, cuando llegue ese momento, Camilla sea conocida como reina consorte mientras continúa con su leal servicio”, declaró Isabel II.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.