Rusia lanza otra andanada de misiles contra ciudades de Ucrania y afirma que Kiev atacó bases aéreas

Viviendas arden ante ataques de misiles rusos en Kherson, Ucrania. Foto: AP

Los ataques rusos cayeron sobre viviendas y edificios y causaron la muerte de civiles, mientras que las autoridades rusas denunciaron que drones ucranianos alcanzaron un aeródromo que alberga bombarderos capaces de transportar armas nucleares.


Moscú lanzó el lunes otra andanada de misiles contra Ucrania, que cayeron sobre viviendas y edificios y causaron la muerte de civiles, horas después de que el Kremlin afirmó que drones ucranianos habían atacado dos bases aéreas en territorio ruso.

El ataque sin precedentes en Rusia plantea la amenaza de una escalada importante en la guerra, debido a que alcanzó un aeródromo que alberga bombarderos capaces de transportar armas nucleares. El presidente Vladimir Putin ha amenazado con utilizar todos los medios disponibles para defender su territorio, una declaración que muchos han interpretado que incluye el uso de armas nucleares.

Rusia ha estado lanzando misiles contra Ucrania casi cada semana en represalia por un ataque con un camión bomba que estalló el 8 de octubre en un puente que une el territorio continental ruso con la Península de Crimea.

El lunes, Putin trató de demostrar que su país podía recuperarse de esa afrenta conduciendo un automóvil a través del puente parcialmente reparado. Putin inauguró el puente de 19 kilómetros en 2018 como parte de un costoso esfuerzo para consolidar su reclamo sobre Crimea, que Rusia se anexionó ilegalmente en 2014.

Los misiles lanzados el lunes afectaron los servicios básicos en varias regiones ucranianas, como parte de la estrategia de Moscú para infligir más dolor a medida que se aproxima el invierno. El presidente ucraniano Volodimir Zelensky dijo que cuatro personas fallecieron en el ataque del lunes.

La fuerza aérea ucraniana afirmó que derribó más de 60 de los 70 misiles lanzados por Rusia, y Zelenskyy elogió a los trabajadores que inmediatamente intentaron restablecer el suministro eléctrico.

“Cada misil ruso derribado es una prueba concreta de que el terrorismo puede ser derrotado”, aseveró Zelensky en su discurso nocturno.

Ucrania señaló que, según datos preliminares, Rusia lanzó 38 misiles crucero desde portaaviones en el mar Caspio y desde la región sureña de Rostov. Además, 22 misiles crucero Kalibr fueron disparados por la flota rusa en el mar Negro, y también se utilizaron bombarderos de largo alcance, aviones caza y misiles dirigidos, añadió.

El proveedor de energía eléctrica Ukrenergo informó que sus instalaciones habían sido alcanzadas por los ataques, causando algunos apagones, aunque el primer ministro dijo más tarde que las instalaciones eléctricas sólo habían resultado dañadas en tres zonas, no de forma tan generalizada como en ataques anteriores.

“El enemigo vuelve a atacar el territorio de Ucrania con misiles”, escribió en Telegram, Kyrylo Tymoshenko, jefe adjunto de la oficina del presidente ucraniano.

Mermar capacidad de bombarderos rusos

Al detallar los ataques contra las bases aéreas, el Ministerio de Defensa ruso dijo que había derribado dos drones ucranianos. Señaló que tres militares rusos murieron y otros cuatro resultaron heridos por los restos, y que dos aviones sufrieron daños leves.

Los ataques contra la base de Engels, en la región de Saratov, a orillas del río Volga, y contra la de Dyagilevo, en la región de Riazán, en el oeste de Rusia, formaban parte de los esfuerzos de Ucrania para mermar la fuerza de bombarderos de largo alcance de Rusia, según el ministerio.

La base aérea de Engels alberga bombarderos con capacidad nuclear y está situada a más de 600 kilómetros al este de la frontera con Ucrania. La base aérea de Dyagilevo, que alberga aviones cisterna utilizados para reabastecer otros aviones en vuelo, se encuentra a unos 500 kilómetros al noreste de la frontera con Ucrania.

Los ataques mostraron la vulnerabilidad de algunos de los emplazamientos militares más estratégicos de Rusia, planteando dudas sobre la eficacia de sus defensas aéreas si los drones podían acercarse tanto a ellos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..