Viajes: restricciones y libertades en pandemia

El aeropuerto Haneda en Tokio, el lunes. (The Yomiuri Shimbun vía AFP)

Ante la imposibilidad de que los países extiendan el cierre en sus respectivos territorios, cada gobierno ha establecido un protocolo sanitario distinto. Con el consenso transversal sobre el uso de mascarillas, algunos exigen un certificado PCR negativo, el seguimiento con aplicaciones y cuarentenas.




Aún con el virus del Covid-19 al acecho, sin una vacuna y el recuerdo latente de los 1,4 millones de víctimas fatales en el mundo, la mayoría de los países intenta por estos días disminuir las restricciones de movimiento para permitir una circulación controlada de turistas que permita aminorar los golpes económicos provocados por la pandemia.

De esta manera, los gobiernos han diseñado sus propias reglas para controlar a los viajeros con el objetivo de evitar rebrotes provocados por casos importados, algo que podría poner en peligro las reaperturas. Así, las distintas naciones han tomado diferentes precauciones a la hora de abrir sus fronteras por temor a un descontrol epidemiológico.

Entre los consensos, la mayoría de los protocolos incluye la obligatoriedad del uso de mascarillas, el cumplimiento del distanciamiento social y formularios de declaración jurada, pero que en algunas ocasiones también implica un certificado de examen PCR negativo, la descarga de aplicaciones de seguimiento o eventualmente una cuarentena.

Al mismo tiempo, un nuevo parámetro de viaje está siendo impulsado por la aerolínea australiana Qantas, que evalúa la posibilidad de modificar sus términos y condiciones para exigir a los viajeros internacionales tener un documento que compruebe su vacunación contra el virus a partir de 2021.

¿A dónde viajar?

Entre los países actualmente abiertos para visitantes y con escasas limitantes figuran: México, Brasil, Colombia y República Dominicana. Otras naciones que permiten turistas pero con restricciones son Estados Unidos, España, Portugal, Reino Unido, Alemania, China, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Chile y Argentina. A su vez, Uruguay es uno de los lugares que impone más restricciones, mientras que la Unión Europea (UE) ya estableció el regreso de la libre circulación en el espacio de Schengen, aunque los ciudadanos de terceros países están sujetos a un veto que permite el ingreso solo a ciertos países de una lista que es actualizada cada dos semanas.

Después de ocho meses, Chile reabrió el lunes sus fronteras para turistas extranjeros con una serie de exigencias en su arribo. En la primera etapa, los pasajeros no residentes deben entregar una declaración jurada sobre su estado de salud y plan de viaje, un PCR negativo con un máximo de 72 horas de vigencia, certificado de seguro de salud y estarán sometidos a un período de vigilancia de 14 días.

Al entrar a Chile, los extranjeros deben contar con un PCR negativo.

Argentina

Desde el 30 de octubre, el gobierno de Alberto Fernández abrió únicamente como vía de acceso a turistas el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Sin embargo, la entrada es solo para ciudadanos o residentes de Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Así, Argentina solo permite turistas de países fronterizos, lo que, por ejemplo, deja fuera a los ciudadanos peruanos.

Dos días antes del vuelo, las personas deben tener un certificado de examen PCR negativo y completar la Declaración de Salud del Viajero, que tiene como excepciones a los mayores de 70 años que pueden finalizar el trámite en territorio argentino. Además, se debe presentar un seguro médico internacional que cubra una posible hospitalización y aislamiento por Covid-19.

El protocolo establece que cualquier persona estará “sujeta a control de temperatura” y si tiene más de 37,5 grados no podrán ingresar al país. Las únicas zonas abiertas por las que pueden trasladarse turistas son la Ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Buenos Aires. Foto: AFP

Perú

En Perú es obligación utilizar mascarillas quirúrgicas -no de tela ni pañuelos o bandanas- y protectores faciales que pueden ser gafas de seguridad, pero siempre se deben portar ambos.

En las 72 horas previas al viaje, los pasajeros deben completar una Declaración Jurada de Compromiso que derivará en un código QR. Todas las personas -excepto los menores de 12 años- deben tener un examen negativo. Y los ciudadanos que tuvieron coronavirus deben presentar un certificado médico y epidemiológico de alta con un diagnóstico que sea superior a los 14 días.

Uruguay

Es uno de los países con más restricciones para ingresar. Es necesario portar un certificado de test PCR negativo que no supere las 72 horas antes de su presentación a las autoridades uruguayas. La normativa gubernamental sostiene que los menores de 6 años o pasajeros con carta emitida por un consulado uruguayo pueden no ser testeados, pero esto no impide que puedan ser examinados a su llegada.

Los viajeros también deben presentar una declaración Jurada de Salud y un seguro internacional de salud. Además, los extranjeros deben cumplir una cuarentena de una semana y al séptimo día pueden repetir el examen o extender el confinamiento por una semana más si no quieren realizarse un nuevo test. En esa línea, las pruebas rápidas de coronavirus no son válidas.

En octubre pasado el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, llamó a evitar los viajes impulsados por la diferencia cambiaria a Argentina ante posibles contagios.

Una pareja vende mascarillas en Montevideo, Uruguay, 18 de noviembre de 2020. REUTERS / Ana Ferreira

Brasil

En mayo, el gobierno de Jair Bolsonaro publicó en el Diario Oficial la ordenanza número 470 que en un inicio limitaba el ingreso de extranjeros por medios terrestres, pero que permitía la circulación por vía aérea cumpliendo con los requisitos migratorios en el caso de ser ciudadano, residente o turista. Así, para viajar a Brasil no es necesario completar formularios, PCR o cuarentenas, mientras que el distanciamiento social es solo una recomendación.

Colombia

Todos los viajeros deben completar un formulario de migración con 24 horas de anticipación al vuelo. El gobierno de Iván Duque informó que tiene la potestad de hacer un seguimiento a los turistas en los 14 días siguientes a su llegada al país.

Aunque las autoridades colombianas no exigen un test PCR, todos los recién llegados deben descargar la aplicación CoronApp, que incluye un sistema de rastreo restringido para que los funcionarios locales confirmen el lugar de estadía y los posibles contactos estrechos. En el caso de presentar síntomas o un diagnóstico positivo posterior, las personas deben informar de inmediato a través de un formulario y la app.

Ecuador

El Ministerio de Salud ecuatoriano estableció que la única obligatoriedad para viajar al país es presentar un certificado de test PCR negativo que no supere los 10 días previos al vuelo. En el caso de no contar con el examen, los pasajeros deben cumplir con una cuarentena obligatoria de 10 días y luego pueden realizarse un nuevo test en territorio ecuatoriano. Además, el gobierno estableció que admitirá pasaportes vencidos en 2020 hasta febrero de 2021, con un certificado de extensión de validez.

Bolivia

No es necesario cumplir una cuarentena tras llegar a Bolivia, pero al ingresar todos los visitantes deben tener un documento oficial de PCR negativo con una emisión que no supere los siete días previos a su llegada a suelo boliviano.

México

Para ingresar al país no es necesario llevar un test negativo ni realizar una cuarentena. Sumado a la mascarilla y al distanciamiento social, la Secretaria de Salud mexicana establece que todos los turistas deben completar el cuestionario de Identificación de Factores de Riesgo en Viajeros, donde deben anotar los posibles síntomas y lugares que visitó el viajero en las últimas dos semanas.

Estados Unidos

Uno de los lineamientos generales es que las fronteras estadounidenses permanecerán abiertas salvo para pasajeros que hayan estado o transitado durante los últimos 14 días previo al ingreso por China, Irán, el espacio de Schengen, Reino Unido, Irlanda y Brasil.

Eventualmente, todos los ciudadanos extranjeros podrían ser obligados a cumplir una cuarentena de 14 días si existen sospechas o dudas sobre un posible contagio.

Cada estado tiene la libertad de imponer mayores restricciones a las acotadas por el Departamento de Salud. Por ejemplo, para ingresar al estado de Nueva York se debe presentar un PCR negativo con 72 horas de vigencia y repetirlo estando en suelo neoyorquino para disminuir el confinamiento de 14 días a 4 días.

Entre las excepciones a la normativa aparecen los residentes permanentes con green card; familiares de ciudadanos estadounidenses o residentes legales, tales como cónyuges con certificado oficial; hijos menores de 21 años; padres cuyos hijos no estén casados y tengan más de 21 años, y hermanos con las mismas características. A esto último se suman diplomáticos y militares.

Un letrero que muestra los protocolos de prevención de COVID-19 se encuentra junto al área de entrega de pasajeros cuando los viajeros llegan a la Terminal C del aeropuerto LaGuardia, el miércoles 25 de noviembre de 2020, en el distrito de Queens de Nueva York. (AP Photo/John Minchillo)

Unión Europea (UE)

El bloque comunitario europeo estableció que el espacio de Schengen permitirá los viajes internos, pero la libre circulación global está restringida por el virus. En el último boletín emitido por el Consejo Europeo, que es actualizado cada dos semanas, aparece la lista de terceros países admitidos, que incluye a Australia, Japón, Nueva Zelandia, Ruanda, Singapur, Corea del Sur, Tailandia, Uruguay y China.

Todos los ciudadanos de países que no aparecen en este documento tienen un veto temporal de viajes no esenciales. Bajo este parámetro, ningún chileno podría ingresar como turista a la UE. No obstante, bajo determinadas circunstancias excepcionales el bloque o cada país puede permitir la entrada con la condición de cumplir una cuarentena, por ejemplo, a estudiantes, profesionales sanitarios, diplomáticos, pasajeros en tránsito o por motivos familiares “imperativos”.

Al llegar, las autoridades exigen a los pasajeros una declaración jurada de salud y un formulario sanitario con un código QR. También puede ser requerido un certificado de PCR negativo.

Viajeros con máscaras protectoras se hacen una selfie en el interior del aeropuerto Charles de Gaulle de París. Reuters/Benoit Tessier/ Foto de archivo

China

El país donde surgió la pandemia suspendió la entrada a extranjeros que no cuenten con visa, permiso de residencia temporal o tarjeta de viaje de negocios. Todas las personas que lleguen a Beijing, Guangzhou, Shanghai, Shenzhen o Xiamen estarán sujetos a controles médicos y una cuarentena de 14 días.

Además, ciudadanos chinos que lleguen del exterior deben presentar un código QR verde con una marca de HS que se puede obtener mediante un link gubernamental en la aplicación WeChat, en el que se debe cargar el certificado de PCR negativo con un máximo de tres días previos al arribo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.