¿Alza de casos? Salubristas descartan riesgo masivo de contagios tras jornada electoral

Un vocal de mesa protegido con una máscara facial levanta un voto.

Aunque afuera de algunos locales de votación se registraron largas filas, el extendido uso de las mascarillas y el distanciamiento físico mantenido entre los votantes sería clave para contener el riesgo de contagio "El aforo al interior de los locales fue el adecuado", explica el salubrista Cristóbal Cuadrado, pues se propició la espera al aire libre.


Tras una jornada de elevada participación electoral, con largas esperas para votar en locales de comunas como Puente Alto, La Florida y Providencia, la factibilidad de mantener el distanciaminento físico alertó por momentos a expertos, epidemiólogos y salubristas que siguieron de cerca el proceso y la aplicación de los protocolos sanitarios.

Sin embargo, el masivo uso de la mascarilla, la constante desinfección a la entrada-salida de los recintos de votación y el cumplimiento del aforo al interior de los locales, disminuirían radicalmente la probabilidad de verse contagiado por coronavirus.

Así lo plantea el salubrista y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Cristóbal Cuadrado, quien detalla que una de las claves es el aforo al interior de los locales: "fue el adecuado, la gente ocupó las mascarillas y las sanitizaciones al ingreso fueron estrictas. Y sobre las aglomeraciones afuera de los lugares de votación, hay que tener claro que esto era para controlar el ingreso de las personas y tiene que ver con que el riesgo de contagio en espacios abiertos es bastante bajo. En ese sentido, era muy difícil tener una votación como esta sin ningún tipo de aglomeración”.

Sobre eventuales contagios, Cuadrado es enfático: “Yo no esperaría que esto de lugar a un rebrote significativo, más allá de que puedan haber algunos clústers particulares”. Sobre esto, quienes tendrían mayor riesgo serían los vocales de mesa, pues el tiempo de permanencia en los locales era mayor, a diferencia del votante. Sin embargo, la probabilidad sigue siendo baja, destaca.

Para el epidemiólogo y bioestadístico de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada, las medidas de prevención de contagios fueron correctamente aplicadas. “Quedé muy bien impresionado. Hubo distanciamiento físico, controlado, los militares y facilitadores cumplieron el rol de ordenar la fila y, la verdad, no creo que vaya a existir un rebrote debido al proceso eleccionario”, dijo el expertó, añadiendo que sufragar cumpliendo el protocolo “no fue más riesgoso que ir a un supermercado o a la feria, fue un proceso fluido. Hubo la sensación de colas largas porque el distanciamiento en varios lugares fue el conveniente. El otro factor es que la probabilidad de contagio en regiones como la Metropolitana es baja, y es muy poco probable encontrarse con los infectantes”.

Riesgo bajo, pero nunca cero

Con este último punto coincide la exministra de Salud, Carmen Castillo. “En general, todos los riesgos son cuando uno está más de 15 minutos con una persona contagiante y el proceso fue rápido en general. Si la espera fue en una fila, al aire libre, es muy poco probable un contagio. Aunque el riesgo nunca es cero, es muy bajo”, precisa.

Más cauto en su juicio es el director del magíster en Salud Pública de la Universidad Católica, Jaime Sapag, quien señala que la situación de contagios aún se mantiene alta. “Habían bastantes medidas para hacer la prevención de contagios y un proceso de información en los distintos locales, y espero que esto no sea un riesgo importante. Pero siempre que las personas se acercan mucho, con un nivel de pandemia importante, existe un riesgo. Aunque lo más probable es que, como la mayor parte del proceso se hizo al aire libre, la probabilidad debería ser la más baja posible”.

Sapag, además, felicitó a los votantes por la concurrencia a votar en medio de una pandemia: “Hay que valorar el esfuerzo de la gente en un momento tan importante y, al mismo tiempo, procurar mantener las medidas de protección”.

Desde el Consejo Asesor Covid-19, la epidemióloga Catterina Ferreccio, destacó el buen comportamiento de las personas en los locales de votación. Aunque cree que la probabilidad de contagios masivos será baja, propone que para el próximo proceso electoral se hagan algunas modificaciones. “La jornada de votación debiera haber sido en dos días. Podríamos haber sido más inteligentes como país, tener más colegios. Eso último es muy importante. Con respecto a un alza en los casos, nada es 100% descartable. Mientras la fila esté afuera, al aire libre, es súper poco probable tener una dosis infectante, las personas tendrían que haber estado muy encima", comenta.

Cautela en la celebración

Con las imágenes de anoche en Plaza Italia y de otros puntos céntricos de la Región Metropolitana y en el país, el académico en Salud Pública de la Usach, Claudio Castillo, aborda el día después del proceso y las posibles consecuencias de las celebraciones masivas, donde se pierdan las reglas de distanciamiento.

“Las medidas sanitarias en los lugares de votación se cumplieron a cabalidad, la ciudadanía fue muy responsable y eso hay que felicitarlo. Tal vez el riesgo pueda estar porque la percepción del riesgo disminuiya con el efecto de celebración ciudadana, y ojalá que se mantengan las medidas de prevención, como el uso de mascarilla al aire libre. El virus sigue circulando y la trazabilidad sigue siendo un punto débil”, recomienda.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.