Bombas molotov: informe advierte bajo número de condenados en prisión

molotov

En casi un año, Carabineros detuvo a 369 personas por lanzamiento de artefactos incendiarios.




El período entre octubre de 2019 y marzo de este año fue complejo en labores de orden público, ya que se registraron más de ocho mil eventos violentos. Muchos de estos incluyeron enfrentamientos entre personal de Carabineros y encapuchados, hechos que aún son objeto de análisis por parte de la policía uniformada.

En el marco de estos estudios, la Dirección de Investigación Criminal de Carabineros examinó de manera estadística las cifras sobre personas detenidas -entre el 18 de octubre de 2019 y el 15 de septiembre de 2020- por el porte y uso de artefactos incendiarios, conocidos como “bombas molotov”.

Durante ese lapso, Carabineros realizó 265 procedimientos de detención, que se tradujeron en 369 detenidos (cada operativo puede incluir más de un arresto).

En el análisis de Carabineros se detalla que “dentro de los 369 detenidos por uso, porte y/o fabricación de artefactos incendiarios a nivel nacional, se tienen dos sujetos que a la fecha se encuentran condenados en algún Centro Penitenciario”.

Al respecto, se advierte cuáles son esos dos casos. El primero tiene que ver con la condena a cinco años y un día de presidio de Francisco Hernández, quien fue sentenciado por lanzar cinco bombas molotov contra personal policial, el 19 de diciembre en Plaza Italia.

El segundo, según el informe de Carabineros, corresponde a la condena de Alejandro Carvajal, quien fue encontrado culpable del delito de incendio frustrado en la casona que albergaba a la Universidad Pedro de Valdivia, el 8 de noviembre. Sin embargo, este joven fue sentenciado a tres años de libertad vigilada, aunque la Fiscalía Oriente apeló a esta resolución, pues solicita que cumpla la pena en la cárcel.

El jefe de la Dirección de Investigación Criminal de Carabineros, el general Esteban Díaz, explicó que “se ha hecho un tremendo esfuerzo por parte de los equipos especializados de Carabineros y la fiscalía, incorporando medios de prueba y antecedentes que están comenzando a dar resultados. Confiamos que esto siga desarrollándose en sede penal, dado que entendemos que todo se ha ralentizado producto de la pandemia”.

Por su parte, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, sostuvo que “el gobierno seguirá empujando estas causas para que se determine la responsabilidad que les cupo a los detenidos y llegar a sanciones efectivas, por lo tanto, esperamos que los fiscales pongan especial atención a estos casos e impulsen una acción penal proactiva que dé señales claras a la ciudadanía de la gravedad de estos hechos”.

Consultada la Fiscalía Nacional sobre los resultados de las investigaciones y las condenas con cárcel, señalaron que “desde el 18 de octubre a la fecha, la fiscalía ha formalizado al menos a 60 individuos por uso o porte de artefacto explosivo y/o incendiario, encontrándose en la actualidad 20 imputados en prisión preventiva, internación provisoria o arresto domiciliario total, mientras que otras 20 personas ya fueron condenadas”.

Sobre el perfil de los detenidos, Carabineros advierte que un 56% tiene entre 18 y 25 años, y que un 26% son menores de edad. Además, del total de personas arrestadas, un 53% no posee antecedentes policiales. Sin embargo, el general Díaz advirtió que “hay de todo. Hay cordones estudiantiles que participaron en el lanzamiento de bombas molotov, grupos de cinco o seis personas; otros, sin antecedentes penales, sino personas que aprovecharon la oportunidad de atentar contra Carabineros, y otros de tendencia anarquista. Pero, finalmente, son grupos que participan de la comisión del mismo delito: se preparan para esto, el combustible no se encuentra en la calle, pero fueron detenidos, formalizados de buena manera y esperamos que los tribunales resuelvan”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.