Cancillería condena bombardeos rusos contra principal hospital infantil en Kiev

Acorde a las autoridades ucranianas, el bombardeo dejó decenas de heridos.


La Cancillería emitió este lunes un comunicado en el que condena el ataque ruso a un hospital pediátrico de Ojmatdit, en Kiev, que dejó decenas de personas heridas y otras bajo los escombros.

En el escrito, el ministerio de Relaciones Exteriores señaló que “rechaza los bombardeos que han sufrido civiles en otras ciudades ucranianas en las últimas horas, y que han dejado más de 30 fallecidos”. Asimismo, destaca que “Chile reitera el urgente llamado a que Rusia cumpla con el derecho internacional humanitario, con el objetivo de proteger a los civiles en conflicto, y detenga inmediatamente las ofensivas militares en Ucrania”.

En el comunicado se recalca la “necesidad de un alto al fuego, que se respete la integridad territorial de Ucrania y se redoblen los esfuerzos de los foros internacionales para alcanzar la paz”.

Acorde a medios internacionales, las autoridades de Ucrania calificaron el bombardeo como un crimen de guerra y el presidente Volodimir Zelenski exigió “responsabilidades a Rusia por sus actos de terror y a Putin por ordenar los ataques” y manifestó que “cada vez que se intenta hablar de paz con él, Rusia responde con ataques a hogares y hospitales”.

El líder ucraniano señaló que todavía “hay gente bajo los escombros” y que “se desconoce el número exacto de heridos y muertos”.

Este ataque se suma a una serie de bombardeos que se han intensificado esta semana en ciudades como Dnipró, Krivói Rog, Sloviansk, Kramatorsk, que hasta ahora han dejado una cifra de 30 fallecidos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.